Tips de Belleza

¿Comer a ciegas ayuda a bajar de peso?

2016-11-21 08:50:54
¿Comer a ciegas ayuda a bajar de peso?
¿Te atreverías a comer en la oscuridad para bajar de peso? (Foto: IStockphoto)

¿Alguna vez has comido en la oscuridad? Probablemente no, pero ahora que conozcas su beneficios para bajar de peso puede que empieces a hacerlo todos los días.

Aunque suene a una locura o a un truco desesperado, la ausencia de luz influye en nuestro proceso digestivo y de asimilación de nutrientes. O al menos eso es lo que sugiere un experimento de la Universidad de Konstanz, en Alemania.

Lo que ocurre al enfrentarnos a la oscuridad o tener los ojos cubiertos con una banda es que dejamos de comer por placer. Así, una parte de nuestro cerebro está preocupado porque los alimentos no visibles no dan pistas para saber si están podridos o frescos.

El resultado es que empezamos a comer menos y, por ende, bajamos de peso.

-> ¡Estos 5 tipos de dietas no ayudan a bajar de peso!

¿QUÉ ES LO QUE DICE EL ESTUDIO?

El estudio se realizó con 50 personas vendadas y 40 que tenían permitido ver su comida. Se les pidió que no comieran dos horas antes del experimento. Una vez allí les dieron tres bowls de 95 g cada uno de helado de cerezas, caramelo y vanilla. A los 15 minutos el bowl fue retirado y se les preguntó a los participantes qué tan llenos se sentían.

El grupo que podía ver, en promedio, consumió 116g de helado; mientras que aquellos que estaban vendados consumieron solo 105 g.

Además, aquellos que comieron sin ver, pensaron que habían consumido alrededor de 197 g. Casi el doble de la cantidad real. Finalmente, fueron interrogados sobre qué tan sabroso estuvo el helado y este grupo lo encontró menos apetitoso en comparación a quienes lo pudieron ver.

La investigación realizada halló que la gente que había sido vendada consumía 9% menos calorías antes de sentirse llenos que aquellos que podían ver.

-> ¡ESTOS 5 HÁBITOS NO TE DEJAN BAJAR DE PESO!

¿QUÉ OTROS BENEFICIOS TIENE COMER EN LA OSCURIDAD?

Los científicos detrás del análisis consideran también que no ver la comida sobre la mesa le permite al cuerpo detectar cuando se siente lleno realmente, en lugar de recordar experiencias pasadas en las que tuvo que comer el plato entero para sentirse satisfecho.

Comer de esta manera previene la fase cefálica de la digestión activada por la vista de la comida, por lo que la salivación y la liberación de jugos gástricos queda reducida. Al final, esto ocasiona que la comida sea más digerible.

De acuerdo a la Dra. Britta Renner, cabeza del estudio, “la privación visual causa una pronunciada disociación entre la ingesta percibida y la ingesta real”.

(Fuente: Telegraph)

Comentarios