Tips de Belleza

Este es el mal hábito que no te deja bajar de peso

2016-03-11 13:42:26
Este es el mal hábito que no te deja bajar de peso
Debes erradicar este hábito si quieres bajar de peso de verdad (Foto: IStockphoto)

Para bajar de peso es necesario llevar un estilo de vida saludable. Pero hay otros factores que también influyen. Por ejemplo, la velocidad con la que te alimentas importa y mucho.

Con múltiples estudios realizados al respecto, investigadores han concluido que quienes admiten ser comedores rápidos tienen el doble de posibilidad de volverse obesos en comparación a quienes comen de manera lenta.

Esta relación se puede explicar por muchos factores. La Dra. Kathleen Melanson, de la Universidad de Rhode Island, señala uno de ellos: mientras más permanezca la comida en tu boca, mayores señales de saciedad enviarán los sensores de tu boca al cerebro.

-> 6 COSAS QUE DEBES OLVIDAR SI QUIERES BAJAR DE PESO

Además, el acto de masticar libera histamina, hormona que refuerza la sensación de saciedad. Y si tu cerebro reconoce que estás llena, será menos probable que sigas buscando comida.

Pero comer más no es la única razón por la que puedes engordar si te alimentas muy rápido. De hecho, cuando uno de los estudios ajustó el total de calorías consumidas entre comedores lentos y rápidos, encontró que la relación todavía existía.

Aunque aún no se ha encontrado una explicación, esto podría deberse a los niveles de azúcar en la sangre.

-> DORMIR TE AYUDA A BAJAR DE PESO. ¡ENTÉRATE CÓMO!

Cuando comes lento, el azúcar sube de manera controlada. Esto puede ayudar a regular tu apetito durante el día y a mejorar la forma en que tu cuerpo usa y almacena energía. Sin embargo, cuando comes demasiado rápido, el azúcar sube a través de picos, causando efectos totalmente contrarios a los esperados.

Desafortunadamente, no hay una medida exacta del tiempo en que deberías demorarte en comer (o cuántas veces tienes que masticar antes de pasar). Depende de muchas variables como la clase de comida que estás ingiriendo y qué tan grande es el bocado. Por ejemplo, un pedazo de carne tomará mucho más tiempo.

Lo mejor es concentrarse en la textura de la comida antes de terminar de pasarla. Masticar mucho, hará que el alimento se transforma en una masa suave, libre de pedazos diseminados. Luego, espera hasta que la comida baje hasta tu estómago antes de ir por otro bocado. ¡Esa es la mejor recomendación!

(Fuente: Men’s Health)

Comentarios