Tips de Mamás

5 razones por las que tus hijos voltean los ojos

2016-03-04 12:59:16
5 razones por las que tus hijos voltean los ojos
¿Por qué hacen este gesto los adolescentes?

Voltear los ojos comúnmente se interpreta como un signo universal de rebeldía. Sin embargo, si estás harta de que tus hijos adolescentes repitan una y otra vez este gesto, tal vez tengas que empezar a pensar dos veces sobre su significado.

Según un estudio llevado a cabo por Lisa Damour, una psicóloga de Ohio, existen múltiples situaciones en las que adolescentes, especialmente mujeres, aplicarán la clásica volteada de ojos.

Lee esta nota y podrás comprender un poco mejor el comportamiento de tus hijos.

RAZONES DE LOS ADOLESCENTES PARA VOLTEAR LOS OJOS

Desean autonomía

No es un misterio: los adolescentes quieren tomar sus propias decisiones y es posible que se anticipen a las tuyas. Por ejemplo, cuando le recuerdas que lleve una casaca antes de salir, es probable que ya la tenga a la mano y haya pensado en ponérsela.

El giro de ojos en este caso se aplicará para demostrar que ella había sido capaz de tomar esa decisión mucho antes que tú.

No quiere sentirse vulnerable

Hay temas que a los adolescentes no les gusta tocar (como la pelea con el o la enamorada) porque muestran su lado más débil. No es que considere que, como mamá, no tienes porqué opinar al respecto, sino que busca ocultar sus emociones.

El gesto, en este caso, se convierte en un comodín que sirve de escudo para no sentirse vulnerable.

Mostrar independencia

Aunque se crea todo un adulto, un adolescente aún depende de sus padres. Y en ese sentido, mientras viva bajo su techo, tiene que seguir ciertas reglas. Así que si tú le dices que tiene que lavar los platos, el gesto con los ojos equivale a transmitir el mensaje de que si lo hace es por decisión propia y no porque tú se lo estés mandando.

Quieren establecer límites

Durante la adolescencia, la privacidad cobra mucha importancia. Si un padre invade el territorio del hijo, la mirada de hartazgo no se hará esperar. Lo mismo ocurrirá si sienten que los están tratando como niños o que les estás faltando el respeto.

Aún son inmaduros

Sin duda es un gesto inmaduro. Es una manera de demostrar su incomodidad hacia una persona que espera algo de ellos. Una buena alternativa para los padres, en lugar de los gritos y las peleas, es explicarles a sus hijos que están siendo groseros y que esperan que busquen una forma más madura para dar a entender lo que están pensando.

(Fuente: Motherlode)

Comentarios