Tips de Mamás

Embarazo ectópico, todo lo que debes saber sobre esta afección

2016-11-21 08:36:34
Embarazo ectópico, todo lo que debes saber sobre esta afección

Un embarazo generalmente es tomado como una bendición, sin embargo, existen una serie de condiciones que lo dificultan y ponen en riesgo la vida de la madre. Una de ellas es el embarazo ectópico, una afección poco discutida a pesar de ser medianamente común.

En condiciones normales, el óvulo fecundado desciende desde las Trompas de Falopio hacia la matriz o útero. En cambio, hablamos de un embarazo ectópico cuando el cigoto se implanta fuera de esta zona.

En el 98% de los casos, el óvulo se ubica en las Trompas de Falopio. No obstante, también es posible que se sitúe en los ovarios, el cuello uterino o incluso el estómago.

CAUSAS

Los factores más comunes que facilitan la aparición de este problema son defectos congénitos en las trompas, endometriosis, cicatrización de ruptura de apéndice, o haber tenido embarazos ectópicos previos.

También se debe considerar esta condición si se tiene un embarazo luego de los 35 años o teniendo colocado un dispositivo intrauterino. Haber tenido múltiples compañeros sexuales es otro factor que se debe tomar en cuenta.

Sin embargo, es necesario saber que esta afección puede ocurrirle a 1 de cada 50 mujeres más allá de los factores de riesgo.

SÍNTOMAS

Algunos síntomas comunes son el sangrado vaginal anormal, el lumbago, presencia de cólicos leves a un lado de la pelvis, o ausencia de períodos menstruales.

En casos más graves, cuando la zona en donde se produjo el embarazo se rompe, podrían presentarse desmayos, presión rectal, presión arterial baja, dolores en el hombro y en la parte inferior del abdomen.

DETECCIÓN Y TRATAMIENTO

Durante el primer trimestre de gestación, es necesario realizar chequeos y pasar por supervisión médica. El embarazo ectópico puede ser detectado en la ecografía vaginal, ultrasonido y prueba de sangre.

Especialmente, se debe tener en cuenta la GCH, una hormona presente durante la gestación. Si esta no se eleva lo suficientemente rápido con el paso de los días, el médico puede sospechar de un cuadro de embarazo ectópico.

Lamentablemente, no existe un tratamiento que pueda salvar la vida del embrión. La única forma de tratar esta condición es extraer las células en desarrollo para asegurar la salud de la madre.

Si el embarazo ectópico es detectado tempranamente, se podrá hacer uso del metotrexato, un medicamento que evitará que las células de la placenta sigan creciendo y, por lo tanto, también el embrión.

En los casos más avanzados, sí será necesario practicar una cirugía e incluso se podría llegar a extirpar la trompa.

PREVENCIÓN

No existen medidas de prevención 100% seguras para evitar embarazos ectópicos, pero es posible disminuir los factores de riesgo. Lo principal es evitar afecciones que podrían cicatrizar las trompas de Falopio.

Para ello se debe realizar descartes de ETS periódicos y tener precaución en las prácticas sexuales con el fin de evitar infecciones. Otra medida fundamental es dejar de fumar, pues ciertos estudios sugieren una relación entre el tabaquismo y el mal funcionamiento de las Trompas de Falopio.

EXPECTATIVAS

Una de cada tres mujeres que ha atravesado un embarazo ectópico puede volver a tener un bebé, pero depende de algunos factores como su edad, si ya tuvo hijos antes y la razón por la que se presentó la afección.

En todo caso, si el embarazo no se produce de forma natural, también es posible optar por la fecundación in vitro.

Es importante que la mujer cuente con apoyo psicológico luego de la pérdida temprana en el embarazo.

(Foto:istockphoto.com)
(Fuentes: MedlinePlus BabyCenter)

Comentarios