Tips de Mamás

Descubre todos los tipos de embarazo que existen

2016-02-02 11:23:10
Descubre todos los tipos de embarazo que existen

Si estás planificando un embarazo, debes tratar de tener toda la información previa posible. Y qué mejor que empezar a entender que si bien comúnmente se habla del embarazo como si fuera único, existen diversos tipos de gestación.

Los síntomas son comunes en la mayor parte de ellos. Así que las náuseas, mareos, sensibilidad en los senos o falta de menstruación te ayudarán a saber que estás embarazada, pero no ha darte cuenta de qué tipo de gestación estás atravesando.

La única forma para saberlo es consultando con especialistas y haciéndote los exámenes necesarios como ecografías o ultrasonidos. Pero recuerda que es básico pasar por todo esto pues algunos tipos de embarazo pueden no tener consecuencias beneficiosas ni para ti ni para tu bebé.

De acuerdo al portal Madres Hoy, existen tres tipos de embarazo fundamentales que debemos considerar.

EMBARAZO INTRAUTERINO

El es embarazo considerado normal. En este caso el óvulo fertilizado se implanta en el interior del útero y se desarrolla sin ninguna alteración.

Al implantarse el óvulo, la placenta se desarrolla a partir del endometrio y, gracias al cordón umbilical, consigue traspasarle al feto los nutrientes necesarios para su desarrollo.

La gestación del feto suele tardar entre 38 y 42 semanas y, por lo general, se divide en tres trimestres.

EMBARAZO ECTÓPICO

Es poco común, pero grave. Ocurre cuando el óvulo se implanta fuera del útero y generalmente lo hace en las trompas de Falopio. Lamentablemente, la posibilidad de que el feto se desarrolle con normalidad durante este tipo de embarazo son escasas, por no decir nulas.

De acuerdo a Planned Parenthood, algunos síntomas que permitirán detectar este tipo de gestación son dolor abdominal y en el hombro, sangrado vaginal, calambres, náuseas y mareos.

La gestante deberá pasar por una intervención durante las primeras semanas, ya que algunas consecuencias del embarazo ectópico pueden ser hemorragias internas, infecciones e incluso muerte del paciente.

Afortunadamente, el hecho de haber tenido un embarazo ectópico no significa que en el futuro no se puedan desarrollar gestaciones saludables. Por lo general, 5 de cada 10 mujeres que han atravesado este cuadro pueden lograrlo.

-> EMBARAZO ECTÓPICO, TODO LO QUE DEBES SABER SOBRE ESTA AFECCIÓN

EMBARAZO MOLAR

También se le conoce como mola hidroforme y es bastante peligroso. Ocurre cuando el óvulo es fertilizado de una manera anormal, aunque se desconoce la causa exacta. El resultado es que la placenta crece de forma desmesurada y se convierte en varios quistes.

De acuerdo a MedlinePlus, existen dos tipos de embarazo molar: el normal, cuando hay una placenta anormal y algo de desarrollo fetal; y el completo, cuando hay placenta anormal pero no un embrión.

Tiene complicaciones graves e incluso puede derivar en cáncer, por lo que es necesario un tratamiento precoz. Generalmente el proceso de atención médica requerirá de dilatación y un legrado.

Es necesario evitar un nuevo embarazo al menos 12 meses después de haber presentado un caso de mola hidroforme. Además, hay que realizar chequeos constantes para ver si el tejido anormal no ha reaparecido.

OTROS TIPOS DE EMBARAZO

Embarazo intraabdominal

En la mayoría de los casos se produce cuando ha habido una cesárea anterior. Lo que ocurre en este tipo de embarazo es que la cicatriz de la operación puede debilitarse y romperse, permitiendo que el feto se deslice hacia la cavidad abdominal.

La posibilidad de seguir adelante con el embarazo depende de la edad gestacional del feto cuando el desgarro ocurre.

Embarazo múltiple

Hablamos de embarazo múltiple cuando varios óvulos son fecundados al mismo tiempo o cuando un solo óvulo fecundado se divide en varias partes. El resultado es el desarrollo de mellizos, gemelos, trillizos, etc.

Embarazos de alto riesgo

Algunas condiciones de salud pueden influir directamente en le embarazo y provocar que sea considerado de altor riesgo. Una edad superior a los 35 años o la diabetes son algunos de ellos. Pero también una causa podría ser la ingesta de medicamentos durante los meses de gestación.

(Foto: IStockphoto)

Comentarios