Tips de Mamás

6 mitos que seguro has escuchado sobre la lactancia materna

2016-11-21 08:40:21
6 mitos que seguro has escuchado sobre la lactancia materna

Durante el embarazo, surgen un sinnúmero de preguntas respecto a la lactancia materna. “¿Será tan buena como dicen?”, “¿Qué pasa si no tenemos leche?”, o “¿Puedo reemplazarla por fórmulas?”, son solo algunas de ellas.

Todas estas preguntas, sumadas a los mitos que se crean en torno a ellas, originan desinformación en las gestantes. Por ello es necesario tener en cuenta algunos conceptos básicos y beneficios de la lactancia materna antes de dar a luz.

Para empezar, es preciso aclarar que, según la OMS, la lactancia es la vía indicada para aportar a los niños pequeños los nutrientes que requieren para un crecimiento y desarrollo saludable.

Otro de los beneficios de esta forma de alimentación, es que incrementa la conexión y fortalece el vínculo entre madre e hijo. Dar de lactar es una rutina tan íntima que favorece la autoestima del niño y su relación con el ser que le dio la vida.

Pero a pesar de estos beneficios, mucha gente opta por descartar la lactancia materna debido a la desinformación. Por ello, Unicef estableció una serie de mitos y realidades sobre la lactancia materna que son necesarios de aclarar.

MITOS Y REALIDADES SOBRE LA LACTANCIA MATERNA

1. MITO: Las mujeres con pecho pequeño no pueden amamantar.

REALIDAD: El tamaño de los pechos no tiene nada que ver con la lactancia. De acuerdo al portal Guía Infantil, los senos están conformados por tejido graso, por lo que en cada mujer el tamaño varía. Aún así, las células productoras y los conductos son los mismos en todas. Incluso, al tener los senos pequeños se facilita la succión del bebé.

2. MITO: No todas las mujeres producen leche de buena calidad o de cantidad suficiente para su bebé.

REALIDAD: La lactancia es un proceso regido por la ley de oferta y demanda, así que siempre habrá calidad y cantidad necesaria para el bebé. A mayor succión, mayor producción. Por otro lado, con respecto a la calidad, según Inatal se ha comprobado que incluso mujeres con altos niveles de desnutrición han sido capaces de producir leche materna de calidad.

3. MITO: Hay que evitar ciertos alimentos en el período de lactancia.

REALIDAD: La mujer debe tener una dieta balanceada. Pero no hay alimentos que influyan en la cantidad de leche ni que le produzcan gases al bebé. Lo que sí es una buena idea es restringir el consumo de cafeína y alcohol y, si existieran, dejar de lado alimentos que le causen alergias al niño.

4. MITO: Si la mujer está nuevamente embarazada, debe dejar de amamantar.

REALIDAD: No es necesario. Algunas hormonas del embarazo pueden variar el sabor de la leche, pero no su calidad. Ahora bien, esta circunstancia puede ocasionar que el niño pierda interés por la lactancia materna. Según BebésyMás, el 60% de niños en estos casos se destetan solos, pero algunos vuelven a reengancharse luego de que su hermanit@ a nacido.

5. MITO: La mujer que da de lactar no puede tener relaciones sexuales porque la leche se daña.

REALIDAD: Las relaciones sexuales no interfieren en la lactancia. Lo que sí puede variar es el deseo sexual en la mujer. Este puede verse disminuido por diversas causas psicológicas y por el cansancio físico al que se ve sometida una mamÁ primeriza.

6. MITO: Los niños deben dejar de amamantar cuando aprenden a caminar.

REALIDAD: Los bebés deben ser alimentados exclusivamente con leche materna hasta los 6 meses de edad. Pasado este período, lo recomendable es empezar a integrar a la dieta otros alimentos hasta los 2 años de edad, independientemente si aprendió a caminar o no.

Comentarios