Tips de Mamás

Tiempo de calidad

2010-02-16 01:59:53
Tiempo de calidad

 

Dedícate exclusivamente a cada uno de tus hijos al menos media hora al día, compartiendo, jugando, conversando… disfrutarás de una buena relación con ellos y harás que se sientan más felices.


Si dispones de poco tiempo transforma las actividades cotidianas en “momentos compartidos”, preparar la cena, recoger los juguetes, el baño de los más pequeños… seguro que de todas las cosas a desempeñar hay alguna en la que tu hijo pueda colaborar y ayudar.

 

Además puedes enriquecer la tarea con otras actividades que la hagan más atractiva, jugar, hablar, cantar, hacer juegos de palabras, lo que sea, tu hijo simplemente quiere estar contigo, divertirse y sentirse amado y querido por sus padres.


Si tus hijos son de los que siempre juegan solos y no pueden compartir ni un momento del día contigo es muy normal que la situación desemboque en una actitud rebelde e insoportable por su parte, de hecho no es más que una señal de alarma para conseguir captar tu atención, que sin duda se merecen.


Mientras juegan, tu hijo se forma y gana seguridad y autoestima y tú te relajas y te distraes de las obligaciones. Esos momentos que pasan juntos son vínculos que se van afianzando y haciéndose cada vez más fuertes. Es un buen momento para decirle lo mucho que lo quieres.


Mejora su desarrollo: la dedicación que les brindamos les beneficiará, en gran medida, en su desarrollo emocional y psicológico, les da confianza y seguridad en sí mismos y refuerza su autoestima ayudándoles a alcanzar una mayor madurez emocional.
 

Comentarios