Tips de Vida Sana

Este método para prevenir el cáncer es mejor que la quimioterapia

2016-10-19 08:44:08
Este método para prevenir el cáncer es mejor que la quimioterapia
Este método para prevenir el cáncer es mejor que la quimioterapia (Andina)

Cada vez más personas hacen ejercicios en aras de bajar de peso, lo cual puede parecer solo una moda, algo que corresponde únicamente a quienes quieren lucir bien en verano, pero no es así. Aquellos que quieren prevenir el cáncer deberían tomar nota de esto.

Si bien el efecto inmediato de hacer dieta y ejercicios para bajar de peso es mejorar el aspecto físico, en lo que respecta la salud los beneficios son mayores, tanto así que hasta una hasta puede prevenir el cáncer de mama.

Según Andrés García Palomo, jefe de Oncología del Hospital de León, en España, la obesidad, el sedentarismo y la alimentación inadecuada son el caldo de cultivo perfecto para que el cáncer se desarrolle, así que bajar de peso es una obligación para evitar este mal.

“El ejercicio físico intenso para bajar de peso y una alimentación saludable es la mejor prevención. Hay estudios que están demostrando que la reducción de la obesidad tendría el mismo efecto que la quimioterapia en pacientes que han tenido cáncer”, dijo el especialista, según diariodeleon.es.

OTRAS FORMAS DE PREVENIR EL CÁNCER
1) Autoexamen de mama. Es un método muy sencillo de autoexploración de las mamas, que se puede realizar a partir de los 20 años y permite detectar cambios, bultos o hinchazones anómalos. Se recomienda realizarse una vez al mes, cerca de la menstruación para poder notar cualquier cambio.

2) Mamografía. Debe realizarse a partir de los 40 años y en el caso de tener antecedentes familiares de cáncer de mama a los 35 años. Una mujer no debe esperar a tener síntomas ni ver cambios en su busto. Para las mujeres menores de 35 años, se recomienda la ecografía mamaria, ya que por la densidad de la mama se observan mejor las posibles lesiones.

3) Papanicolaou. Debe realizarse al menos una vez al año, desde que la mujer inicia su actividad sexual. El método consiste en recoger una muestra de células del cuello del útero y del canal cervical para enviarlas al laboratorio y estudiarlas. Dicha prueba permite detectar el cáncer de cuello uterino. Sin embargo, para obtener mayor efectividad se sugiere realizar pruebas ginecológicas complementarias.

4) Inspección de ácido acético (IVAA). Prueba simple que puede ser utilizada desde los 30 años de edad, que consiste en la aplicación de una solución diluida de ácido acético al cuello uterino, lo cual contribuye a identificar la enfermedad en etapa temprana.

Comentarios