Noticias

Mira por qué es un error usar calabazas en Halloween

2016-10-21 17:36:03
Mira por qué es un error usar calabazas en Halloween
Mira por qué es un error usar calabazas en Halloween (Getty Images)

Cuando el Halloween está cerca, comenzamos a ver locales comerciales y hasta algunas cosas con decoración alusiva a esta fecha, de repente telarañas, imágenes de brujas y calabazas, las infaltables calabaza. Pero ¿siempre han estado allí?

Aunque hoy es impensable una Halloween sin una imagen de una calabaza con un rostro macabro dibujado, te sorprenderá saber que, originalmente, no era este fruto el que era utilizado para celebrar esta fecha.

Si nos remontamos a los orígenes de Halloween, y en especial a su leyenda más representativa, verás que al principio no eran calabazas lo que se utilizaba en la llamada Noche de Brujas, sino nabos.

-> 4 cosas que no deberías ponerte en Halloween por seguridad

La referida leyenda de Halloween es la de ‘Jack el tacaño’, un granjero mentiroso, alcohólico y con otros defectos más, y que un día se encontró en un bar con el mismísimo diablo, quien había venido por su alma.

‘Jack el tacaño’ lo engañó, sacando un crucifijo de plata fingiendo que iba a pagar la cuenta del bar, atrapándolo y haciéndolo prometer que no volviera hasta el año entrante. Pero cuando el periodo se cumplió, nuevamente atrapó al diablo, pidiéndole que le acercara una manzana como última comida pero en el árbol que el fruto estaba había una cruz tallada.

Según la leyenda de Halloween, en esta ocasión ‘Jack el tacaño’ le pidió que no volviera hasta dentro de diez años y que nunca se lleve su alma al infierno, y el diablo aceptó. Sin embargo, el granjero murió antes de ese periodo de tiempo y su alma no pudo ir al cielo, por lo mal que había sido en vida, pero tampoco al infierno.

-> Para evitar bromas de payasos diabólicos en Halloween, se tomó esta medida

Tras ser impedido de ingresar, el diablo le alcanzó a ‘Jack el tacaño’ un carbón encendido del infierno para iluminar su camino en la oscuridad, y para que este no se apagara por el viento, lo colocó dentro de un nabo.

Fue así que ‘Jack el tacaño’ se convirtió en ‘Jack el de la linterna’ o Jack of the lantern, en inglés, que al ser abreviado terminó en ‘Jack O´Lantern’. Y después, cuando el Halloween ya era una fiesta popular, el nabo pasó a ser una calabaza.

Comentarios