Baladas y Reflexiones

Comunicar al mundo nuestra esperanza en Jesucristo...

2014-10-17 17:27:00
Comunicar al mundo nuestra esperanza en Jesucristo...

Hola… Te comento el encuentro, siempre productivo, que tuve con mi amigo “El Filósofo de la Encalada”. Luego de un buen tiempo, lo volví a ver esta semana y juntos hablábamos, discutíamos y sacábamos conclusiones sobre el estado del mundo, aunque más propiamente seria decir sobre el estado de la humanidad.

Me comento algo que me ha dejado pensativo, porque sus conceptos como siempre, son asertivos. Me conto como el día de hoy es importante el papel principal de los cristianos en nuestra sociedad, que no consiste únicamente en ser productivos en todo los campos de la vida: intelectual, cultural, empresarial, político…

Todo esto está muy bien, sin embargo a los cristianos se nos piden hoy tener un papel principal, testimoniar a Dios además de hablar de él. Aparentemente Dios y su reinado están cada vez más ausentes de la vida de los seres humanos, sobre todo de aquellos que aparentemente piensan que la sociedad es capaz de dar respuesta a todos sus interrogantes. Dios no está ya ni en el arte moderno, ni en la prensa, ni en la radio, ni en la televisión, y lo que no sale en los medios no existe para la gente. Para ello el cristiano tiene la tarea de “desequilibrar” este mundo aparentemente feliz, pero de felicidad falsa, y crear un mundo trascendente de felicidad plena. Muchos hombres viven hoy al margen de Dios, e incluso lo amenazan y le piden cuentas del retraso de la humanidad, recordando las palabras de Jesús en Lucas 18,8: “Cuando venga el Hijo del Hombre, encontrará fe en la tierra”. Incluso Jesús ha dejado de ser acogido, reconocido, amado.

Mi amigo el “Filósofo de la Encalada”, me comentaba una desafortunada frase de los Beatles en la década de los sesenta, cuando osaron decirle al mundo que ellos eran más famosos que Jesucristo.
La ausencia de Dios constituye una verdadera tragedia social y ahí es donde debemos encontrar nuestro reto como cristianos: comunicar al mundo nuestra esperanza en Jesucristo. El mismo Benedicto XVI (Papa emérito) dijo: “La Iglesia debe hablar de muchas cosas, pero su tema auténtico, y en cierto sentido único es Dios”.

Hablar de Dios en un mundo que le puso fecha de caducidad. La fe, la esperanza y el amor no son quimeras, sino dimensiones gratificantes de la condición humana. Dios es quien ha creado al hombre con capacidad de pensar, desear y relacionarse con él.

Gracias por llegar hasta aquí. Hasta la próxima semana. ¡Que Dios nos bendiga!

Escúchalo en Baladas y Reflexiones
con el Padre Pablo

Todos los domingos de 9 p.m. a 1 a.m.

Comentarios