Baladas y Reflexiones

Confiar en Dios

2016-03-04 14:40:25
Confiar en Dios
(Foto:istock)

Hola… Al igual que el domingo pasado, esta semana quiero alcanzar algunas ideas a los alumnos y de manera muy especial a los padres de familia cuyos hijos ya están en el proceso educativo o lo van a iniciar en las próximas semanas.

En esta oportunidad, traigo a colación un bello texto extraído de nuestro Padre San Agustín que decía: Nada está perdido mientras haya ilusión por encontrarlo.
La vida es una carrera de largo alcance y a lo largo de la vida, debemos correr varias maratones.

Cuando era adolescente y estudiaba en Zaragoza, en los dos últimos años de secundaria había una disciplina que creo que hasta ahora se mantiene llamada “campo a través”, y consiste en correr un promedio de 5 km. pasando por pistas, campo de fútbol, acequias con agua, si ha llovido se tiene que pasar largos kilómetros por tierra y lodo, de tal manera que apenas se puede reconocer a los muchachos al terminar la competencia, no solo por el cansancio sino también por todo el barro que les cubre.

La competencia era dura, pero aquello que viví a los 15 años, hoy a los 60 mirando hacia atrás, considero que eso solo fue un entrenamiento para la vida y que en el transcurso de ésta hay días de sol y días de sombra; días de montículos y días de valle; días de aciertos y días de desaciertos, pero lo importante es como decía San Agustín: Nada está perdido mientras haya ilusión por encontrarlo.

Estoy seguro de que ustedes como padres de familia, responsables de nuestros jóvenes y adolescentes, al igual que quienes estamos en la responsabilidad de los centros educativos nunca debemos cejar en el empeño de sembrar en nuestros jóvenes la inquietud por encontrar algo nuevo cada día. No solo por nosotros a quienes no se nos permite desilusionarnos, sino por ellos mismos a quienes la verdad de la vida les debe llevar a encontrar en cada obstáculo una oportunidad para el triunfo.

Alguien dijo algo muy similar a lo siguiente: Si quieres lograr el éxito, primero cruza el miedo, atraviésalo o simplemente véncelo porque en la medida que seas capaz de hacerlo, al otro lado siempre estará el éxito.

Sin lugar a dudas “confiar en Dios” es la más firme alianza que debemos pactar para conquistar las metas del presente año.

Gracias por llegar hasta aquí. Hasta la próxima semana. ¡Que Dios nos bendiga!

Comentarios