Baladas y Reflexiones

Cristo es vida y plenitud

2015-04-06 00:50:48
Cristo es vida y plenitud

Hola… Eran las ocho de la mañana y el aeropuerto de New York tenía un gran movimiento de personas. Fernando iba a tomar su avión con dirección a la ciudad de Dallas, donde iba a cerrar un buen negocio y se sentía muy feliz. Hizo los trámites necesarios antes de ingresar por la puerta de embarque hacia el avión y a la hora prevista ya se encontraba sentado en una de las primeras filas, leyendo una revista y pensando en lo que horas antes había vivido; tomar el desayuno con sus hijos y su esposa, llevar a los pequeños al colegio y de ahí dirigirse directamente al aeropuerto, dejando el carro en el estacionamiento ya que a primera hora del día siguiente iba a estar de regreso.

Todo estaba listo para el despegue, hecho que sucedió a los pocos minutos. El avión comenzó a elevarse y apenas había alcanzado algunos metros de altura cuando de repente la nave empezó a moverse de manera tal que Fernando, preocupado, le preguntó a la azafata qué era lo que sucedía. Ella le contestó que no era nada anormal y que estuviese tranquilo. Sin embargo, la situación en los siguientes minutos se complicó, el avión perdía altura y no se escuchaba el ruido de los motores. El capitán de la nave habló y dijo: Señores pasajeros, colóquense en posición de impacto. Algunos minutos después el avión, magistralmente dirigido por el capitán, se posó sobre las aguas del río Hudson.

He visto en imágenes el avión real de este suceso que conmocionó al mundo entero, porque no murió ni un solo pasajero. Se ha hablado mucho del capitán por su pericia, quien ha sido declarado héroe nacional.

En los últimos meses, Fernando se ha dedicado a recorrer ciudades y programas de televisión hablando de su experiencia.

Ahora que conocemos la noticia, vamos a ver qué es lo que Fernando rescata de esos momentos que vivió:

Lo primero es que la vida de un ser humano puede cambiar radicalmente en cuestión de segundos. En esta experiencia, Fernando pasó de la alegría de vivir a la angustia de la muerte. No es usual escuchar en un avión la frase: “Prepárense para el impacto”.

Lo segundo es que vio con nitidez que lo importante de la vida hay que vivirlo ahora, no sabemos qué va a pasar mañana. Ni siquiera podemos saber qué va a suceder de aquí a cinco minutos, por lo tanto la mejor opción es ser feliz y no pasarse la vida discutiendo con todo el mundo.

Lo tercero y último es que Fernando vivió en carne propia que a la muerte no hay que tenerle miedo. No debemos angustiarnos como muchas personas que viven pensando más en la muerte que en la vida, considerándola una tragedia.

Hoy es la Pascua de Resurrección y Cristo ha resucitado para darnos vida y vida en plenitud. No puedo desearles unas Felices Pascuas, si no somos capaces de unirnos en este compromiso de buscar en cada uno de nosotros y en los demás lo mejor que Dios nos ha dado.

Escúchalo en Baladas y Reflexiones
con el Padre Pablo

Todos los domingos de 9 p.m. a 1 a.m.

Comentarios