Baladas y Reflexiones

Cristo ha resucitado

2016-03-28 16:54:47
Cristo ha resucitado

Hola… Alguna vez me he encontrado con personas que piensan que lo antiguo ya no sirve para nada. Más aún, que vivir en los tiempo modernos, estar al día y como dicen los jóvenes “estar en onda”, necesariamente es contar con la “modernidad” olvidándonos de la “antigüedad”.

Esta semana me sorprendió saber que 200 años a.C. hubo un hombre en Grecia llamado Eratóstenes de Cirene, quien fue capaz de medir el radio de la tierra con tal exactitud que asombró a las generaciones de hoy que manejan la más sofisticada tecnología.

La semana pasada hablamos de Aristóteles, Platón y Alejandro Magno, hoy de Eratóstenes para poder vislumbrar en el bosque de confusión en el que podemos vivir muchos de nosotros cómo la esencia del ser humano, que es sabiduría y conocimiento, no ha cambiado.

Alguna vez alguien dijo que para un hombre es más importante saber quién es que descubrir lo que quiere ser.

Los que me conocéis, sabéis que la filosofía y las concepciones complicadas de la vida no son mi fuerte, más bien me diluyo por caminos de historias, anécdotas, cuentos, fábulas…. Sin embargo, hoy que para la Iglesia, comunidad de creyentes, es el día más importante del año litúrgicamente hablando, esta es la noticia de siempre y para siempre: CRISTO HA RESUCITADO. Aquel hombre de Nazareth llamado Jesús, es el Cristo de nuestra fe. Ni antes ni después de Él, a ningún ser humano se le ha dicho “Hijo de Dios”.

Descubrir nuestras raíces científicas y nuestra historia como seres humanos desde los primeros hallazgos, hace que ésta a veces plagada de desconciertos y de sombras se convierta en una de luces, de aciertos y de triunfos.
Toda esta historia del ser humano que echa sus raíces en la ciencia y en la tecnología, es simplemente un “fogonazo de luz” para la humanidad si lo comparamos con lo que significa para nosotros y para nuestras vidas la Resurrección de Cristo. Por eso, descubrir valorar e interiorizar nuestra propia historia como humanos nace y muere para volver a nacer en la Resurrección de Cristo.

A modo de resumen, hace 2200 años un hombre en Grecia midió con exactitud el radio de la tierra; ayer, hoy y siempre Dios hecho Hombre fortalece y vivifica nuestros corazones
Gracias por llegar hasta aquí. Hasta la próxima semana. ¡Que Dios nos bendiga!

Comentarios