Baladas y Reflexiones

¡Feliz Año Nuevo 2015!

2014-12-28 19:58:08
¡Feliz Año Nuevo 2015!

Hola… Finalizando el presente año, al recordar los momentos vividos desde el uno de enero hasta la fecha, el primero que llegó a mi mente fue el siguiente: A mediados del mes de setiembre, llegamos a la ciudad de Meteora, ubicada en la zona central de Grecia, donde existen unos bellísimos monasterios situados en los pináculos de las montañas que circundan la zona.

Este lugar es famoso porque en la edad media, los monjes eran perseguidos y martirizados. Para defenderse de sus atacantes, construyeron estos monasterios cuyo acceso para el enemigo era prácticamente imposible. En esa época, en uno de los monasterios que visitamos, algunos de los monjes tenían una tarea difícil de comprender por la mente de nuestra generación. Durante el recorrido por el monasterio, llegamos al receptorio, antiguo comedor de la comunidad, hoy convertido en un museo en donde se exponen auténticas obras de arte, que pertenecen a los primeros siglos de vida de este monasterio. El guía nos explicó cada objeto y uno de ellos era un jarrón en cuyo interior se había labrado una imagen de características inigualables. El jarrón estaba aparentemente cerrado y el guía nos explicó que el trabajo interior se había hecho con tanta minuciosidad, que el artista pudo haberse demorado 15 años en hacerlo, dedicando todos los días, todas las semanas y todos los meses para dejar a la posteridad una obra de arte de incalculable valor. Cuando el grupo fue saliendo de la sala para dirigirse a un patio en el iban a permanecer cerca de media hora, yo preferí quedarme de pie observando aquella obra de arte. Hoy en día es impensable creer que alguien pueda levantarse cada mañana para avanzar apenas unos milímetros durante todo un día de trabajo, sin embargo han existido seres humanos cuya paciencia y perseverancia demuestran que esos dones de Dios han existido y quizás enfocado en otras formas, aún siguen existiendo.

Para esta gente lo importante era el final, lograr el objetivo sin pensar en el beneficio del momento, por ello pudieron hacer estas obras de arte. Es importante resaltar que por el esfuerzo que hacían con su vista y hablando de hace más de 500 años, estos artesanos se quedaban ciegos.

Terminamos un año y comenzamos otro. Probablemente muchos de nosotros pensemos que lo mejor sería quemar el año viejo y soñar con un nuevo año mejorado, si es posible, que el que estamos despidiendo.

Sin embargo, recordando este momento de mi vida, yo creo que no hay nada que quemar y no hay nada que esperar porque la vida es una sola y lo que prima es la ilusión de lograr nuestro destino.

¡Feliz Año Nuevo!

Escúchalo en Baladas y Reflexiones
con el Padre Pablo

Todos los domingos de 9 p.m. a 1 a.m.
 

Comentarios