Baladas y Reflexiones

La iglesia de Jesús

2014-06-27 19:31:31
La iglesia de Jesús

Hola… Por una bella coincidencia, hoy nos unimos desde estas líneas a la oración que el pueblo cristiano hace al Señor Jesús por las intenciones del Papa.

La Iglesia ha reunido en una sola fiesta a tres de sus pilares fundamentales. Por un lado, nos encontramos con la figura del pescador, aquel que cara a cara le dijo a Jesús: “Señor, aunque todos te abandonasen, yo jamás lo haría.” Sin embargo, la historia también nos cuenta sus negaciones. Alguna vez me he preguntado por qué Jesús “no lo borró del mapa de la Iglesia” en el instante que lo negó.

Pienso que la razón es que Jesús sabía que no creaba su Iglesia con hombres perfectos, pero sí con hombres que demostraron que pueden recuperar el tiempo perdido y llegar al sacrificio total en la cima de la vida, así como sucedió con el apóstol Pedro al morir martirizado como su Maestro en la cruz.

No nos hemos olvidado de Pablo, conocedor de las leyes judías quien las vivía con intensidad antes de conocer a Jesús. Sin embargo, le sucedió algo que nos puede pasar a muchos de nosotros, se dio cuenta que al vivir la vida así, no lo estaba haciendo en la dirección correcta y al descubrir hacia donde estaba su verdadero destino: Cristo, luchó por vivirlo en plenitud, encontrando el martirio al final de sus días. Murió decapitado en la ciudad de Roma.

Si en Pedro está el espíritu de superación, en Pablo está el espíritu de plenitud.
Al comienzo te indicaba que en un solo día estamos celebrando tres grandes momentos para la Iglesia: San Pedro, San Pablo y el día del Papa, que en este momento es Francisco.
Ya hemos pasado el primer año de su pontificado, por lo tanto ya no se habla de gestos del momento, sino de una auténtica actitud y esta no es otra que la de un hombre humilde, que desde la misericordia infinita de Dios entiende que su misión consiste en ser misericordioso, a través de su vida con aquellos que Dios le ha puesto en su camino, que en su caso son más de mil millones de seres humanos.

Buscando la unidad de la Iglesia desde un solo criterio: Amar a Dios y al prójimo como Cristo nos lo enseñó. Desde este presupuesto se entiende perfectamente que el Evangelio es esperanza y alegría.
Que el Señor a través de Pedro, Pablo y Francisco iluminen, bendigan y fortalezcan a esta que es su Iglesia.

Gracias por llegar hasta aquí. Hasta la próxima semana. ¡Que Dios nos bendiga!

Escúchalo en Baladas y Reflexiones
con el Padre Pablo

Todos los domingos de 9 p.m. a 1 a.m.
 

Comentarios