Baladas y Reflexiones

Momentos imborrables...

2013-12-20 17:21:47
Momentos imborrables...

Hola… Esta semana viví una linda experiencia en el colegio Nuestra Señora del Consuelo, que si bien se repite año tras año, al tener las imágenes recientes, puedo comprobar que en la vida existen momentos imborrables por la carga emocional que ponemos en ellos.

Si me lo permites, trataré de mostrarte a través de palabras, la imagen-recuerdo que tengo en mi mente mientras escribo estas líneas, que le dan vida a mi corazón y que considero un momento de eternidad.
Imagina el patio del colegio con todos los alumnos, desde los más pequeños hasta los jóvenes de cuarto de secundaria, formando un camino y por el pasillo central desfilando los alumnos de la promoción “Santa Rita de Casia” 2013, del Colegio. Los cientos de alumnos aplauden y vitorean a quienes están haciendo su último paso por el colegio, que fueron acogidos en su mayoría desde inicial de tres años. Los chicos de la promoción se dirigen emocionados por la parte lateral de la parroquia para ingresar al templo, en donde han vivido momentos trascendentes y muy cercanos a Dios: su Primera Comunión, las actividades religiosas, las adoraciones al Santísimo y el más reciente, el Sacramento de la Confirmación. Ubicados en las bancas, iniciamos la Santa Misa, en ella vivimos la presencia real de Cristo a quien recibimos en nuestro corazón en el momento de la Comunión. Nos damos el abrazo de la Paz y recibimos del Señor y de Nuestra Madre La Virgen del Consuelo su bendición y protección. Al término de la Eucaristía, se abren las puertas principales del templo que dan a la Av. Primavera. Estas puertas están ubicadas en forma paralela a las puertas del colegio, por donde ingresaron la mayoría de ellos por primera vez hace trece años y ahora todos ellos salen del Templo hacia el mundo con aquello que el colegio pudo ofrecerles: CIENCIA Y AMOR.

En el atrio del Templo, los jóvenes de la promoción “Santa Rita de Casia” se confunden en abrazos, frente a ellos el futuro, dentro de ellos la sabiduría de un mundo muy cambiante, pero ellos poseen algo que necesitan los jóvenes de hoy: firmeza en sus valores y principios, espíritu de superación, perseverancia y sobre todo ello, estos jóvenes serán capaces de escribir en el libro del futuro que se puede triunfar cuando la mente y el corazón caminan al unísono. En ese momento les dije: Si ustedes colocan una regla entre sus manos, tiene un grado de flexibilidad de tal manera que si en un momento dado una de las manos suelta el extremo de la regla, vuelve a ponerse horizontal. Los avatares de la vida los pueden doblegar, pero nunca permitan que los “rompa.”
 

A todos mis lectores ¡FELIZ NAVIDAD!
 

Escúchalo en Baladas y Reflexiones
con el Padre Pablo

Todos los domingos de 9 p.m. a 1 a.m.

Comentarios