Baladas y Reflexiones

Padres e hijos...

2014-03-28 17:11:37
Padres e hijos...

Hola… Hace unos días, ingresé a un salón de tercero de secundaria del colegio Nuestra Señora del Consuelo. Estuve conversando con los chicos y chicas de catorce, quince años y les pedí que me mencionaran algunos de los motivos o circunstancias por las que consideraban que la rebeldía propia de su edad era justificada. Paulatinamente, cada uno fue relatándonos las causas que creía que podían “justificar” su rebeldía. De los treinta jóvenes del aula, veintiocho de ellos manifestaron de una u otra manera que uno de los problemas, no el único, es que sus padres pertenecen a otra generación y que por ello se les hace muy difícil entenderles. Además, consideran que sus padres no entienden la vida moderna y las nuevas formas. Esta no fue la única causa que analizamos, sin embargo, para no extendernos mucho sólo me remitiré a ella. Al escuchar a los jóvenes, se me vino a la mente esta frase: “Se trata de una lucha generacional”. Y mientras me acercaba a la pizarra les pedí que leyeran con atención lo que iba a escribir: “Los jóvenes hoy en día son unos tiranos, contradicen a sus padres, devoran su comida y le faltan el respeto a sus maestros”.

Les dije que era la frase que utilizó un padre para expresarse de su hijo y los otros chicos de su edad. La mayoría de jóvenes sonreían a la vez que decían: Es verdad, eso es lo que nuestros padres sienten y piensan de nosotros. En ese momento, les pregunté si creían que eso sucede ahora y todos al unísono me respondieron que sí. Les expliqué que se trataba de una frase que escribió un filósofo griego llamado Sócrates, que vivió hace más de dos mil quinientos años. Los chicos sorprendidos, se miraban unos a otros y decían: No… eso sucede ahora. Entonces continué diciéndoles que hace tres mil años sucedía lo mismo, por lo tanto, teníamos una tarea muy grande que hacer tanto los jóvenes como los padres.

Es necesario que busquemos espacios que nos ayuden a superar aquellas realidades que desde hace tres mil años nos crean conflictos y problemas entre padres e hijos, cuando lo más provechoso para todos sería la armonía.

Salí muy contento de aquel salón porque, entre otras cosas, nos dimos cuenta que no existen nuevas generaciones sino que la historia se repite y la sabiduría está en aprender de nuestros errores pasados.

Gracias por llegar hasta aquí. Hasta la próxima semana. ¡Que Dios nos bendiga!

Escúchalo en Baladas y Reflexiones
con el Padre Pablo

Todos los domingos de 9 p.m. a 1 a.m.

 


 

Comentarios