Baladas y Reflexiones

Sanador de projimidad

2013-12-06 21:23:44
Sanador de projimidad

Hola… Hace unos días recibí un documento pontificio que escribió el Sumo Pontífice Francisco. Se llama EVANGELII GAUDIUM. Es una exhortación apostólica dirigida a los obispos del mundo para que estos a su vez la hagan extensiva a todas las comunidades del mundo católico. En su primera página el Papa Francisco ofrece este trabajo a los Obispos, a los Presbíteros y Diáconos, a las personas consagradas y a todos los fieles laicos.

Comienza esta exhortación apostólica con estas palabras: “La alegría del Evangelio lleva el corazón y la vida entera de los que se encuentran con Jesús. Quienes se dejan salvar por Él son liberados del pecado, de la tristeza, del vacío interior, del aislamiento. Con Jesucristo siempre nace y renace la alegría”. En esta exhortación, nos dice el Papa: “Quiero dirigirme a los fieles cristianos para invitarlos a una nueva etapa evangelizadora marcada por esa alegría e indicar caminos para la marcha de la Iglesia en los próximos años”

De más estaría decirte que es un hecho necesario leer este documento del Papa y que con él debemos marcar el futuro y el presente de nuestras comunidades de fe. Mira qué palabras más necesarias de oír las que nos dice el Papa: “El gran riesgo del mundo actual, con su múltiple y abrumadora oferta de consumo, es una tristeza individualista que brota del corazón cómodo y avaro, de la búsqueda de placeres superficiales de la conciencia aislada. Cuando la vida interior se clausura en los propios intereses, ya no hay espacio para los demás, ya no entran los pobres, ya no se escucha la voz de Dios, ya no se goza la dulce alegría de su amor, ya no palpita el entusiasmo por hacer el bien”

Adelantándome algunas hojas de la exhortación, medité sobre esto que voy a escribirte ahora: “En una civilización paradójicamente herida de anonimato y, a la vez obsesionada por los detalles de la vida de los demás, impudorosamente enferma de curiosidad mal sana, la Iglesia necesita la mirada cercana para contemplar, conmoverse y detenerse ante el otro cuantas veces sea necesario. En este mundo, los ministros ordenados y los demás agentes pastorales pueden hacer presente la fragancia de la presencia de Jesús y su mirada personal”

Antes de irnos quiero dejarte con esta bella frase del Papa Francisco: “Tenemos que darle a nuestro caminar el ritmo sanador de projimidad, con una mirada respetuosa y llena de compasión pero que al mismo tiempo sane, libere y aliente a madurar en la vida cristiana”.

Gracias por llegar hasta aquí. Hasta la próxima semana. ¡Que Dios nos bendiga!

 

Escúchalo en Baladas y Reflexiones
con el Padre Pablo

Todos los domingos de 9 p.m. a 1 a.m.

Comentarios