Baladas y Reflexiones

Todo lo que tienes es una bendición.

2013-10-18 15:23:28
Todo lo que tienes es una bendición.

Hola… A lo largo de nuestra vida, muchas veces hemos podido notar que los momentos más felices, han sido aquellos en los que el precio de las cosas externas era mínimo y el valor de lo interno producía realmente la felicidad. Recuerdo a un amigo mucho mayor que yo, que murió hace años y me dejó un mensaje de vida sumamente importante: “Hacer la vida agradable para sí mismo y para los demás, haciendo uso de muy pocos recursos”.

Hay una anécdota que me encanta compartir con mis amigos y como ustedes lo son, se las voy a contar: “En Japón, un grupo de caballeros de cierta edad se reunía por lo menos una vez a la semana para departir ideas, contarse historias y disfrutar de ese momento acompañado de un delicioso té. Todos tenían en mente que cada encuentro debía superar al anterior, porque la consigna era que cada vez sirvieran un té más costoso y pensaban que las nuevas mezclas lograrían un mayor deleite para el paladar. Cada reunión se realizaba en la casa de uno de los miembros del club. Cuando le tocó el turno al de mayor edad, hizo una ceremonia extraordinaria que culminó al extraer unas hojas de té de una caja de oro. Al degustar el té, a ninguno de ellos le faltó palabras de elogio e intrigados preguntaban al anfitrión, de dónde había obtenido esa exquisita combinación, que ninguno había logrado durante todos esos años. El hombre sonrió y les dijo: Caballeros, ese té que han encontrado tan delicioso, es el que beben los empleados de mi granja. Quisiera que aprendan esta lección: las mejores cosas de la vida no son costosas, ni difíciles de encontrar”.

Es cierto que vivimos en un mundo que ha alcanzado grandes logros a nivel tecnológico, tanto en el aspecto médico como en el científico, así como en comunicaciones e inventos. Todos nos sentimos muy orgullosos y agradecidos con quienes han hecho posible el avance de la humanidad, sin embargo, todo tiene un precio que en algún momento nos pasa factura y en este caso lo ha hecho privándonos de poder valorar las cosas simples de la vida, que es en donde se encuentra la auténtica y verdadera felicidad del ser humano. Por ello, me sentiría muy satisfecho si al leer estas líneas, sintieras que mereció la pena este encuentro personal que hemos tenido tú y yo a través de la web. Por mi parte, saber que lo has leído ya es suficiente motivo de felicidad.

  Gracias por llegar hasta aquí. Hasta la próxima semana. ¡Que Dios nos bendiga!

Foto:Gettyimages.com

 

Escúchalo en Baladas y Reflexiones
con el Padre Pablo

Todos los domingos de 9 p.m. a 1 a.m.

Comentarios