Baladas y Reflexiones

Un abrazo camino a la eternidad

2017-06-21 16:44:28
Un abrazo camino a la eternidad
¡Un abrazo camino a la eternidad! (Foto:istockphoto.com)

Hola… A través de estas líneas quisiera hacer llegar mi felicitación a todos aquellos que valoran en su plenitud el “Día del Padre”. De igual manera, espero que sirvan como palabras de sanación para aquellos que al seguir rumbos equivocados en su vida, hayan herido consciente o inconscientemente el corazón de sus hijos.

A veces las distracciones de la vida en nuestro caminar nos hacen tomar decisiones que en ese momento posiblemente no nos parezcan desacertadas. Sin embargo con el paso de los años, cuando el tren de la vida se detiene en la estación de la ancianidad, puede darse el caso, que espero no sea así, que al no estar arropados por aquellos sentimientos que pudimos sembrar en nuestra vida, en el frío de la ancianidad sintamos que nos congelamos sin que nadie nos dé el calor de la gratitud.

Hace años, en un hospital de la capital me acerqué a un anciano necesitado de conversación, pero sobre todo del abrazo de otro ser humano. Su partida estaba próxima y me manifestó que el camino a recorrer sin ese abrazo de calor humano se hacía insoportable. Contándome un poco de su historia, me dijo que de niño conquistó metas, de adolescente logró triunfos, en su juventud llenó su oficina de títulos, en su madurez tenía poder y prestigio pero nunca pensó que el tren de la vida se iba a detener en la ancianidad. Y en ese momento, detenido en la estación que le iba a conducir a la eternidad, nadie había ido a abrazarle porque nunca había sacado ese “boleto”. Pero Dios, en su infinita misericordia permitió que yo pasara por ahí para poder darle ese abrazo camino a la eternidad.

Los momentos que uno vive a través de esta web, no permiten tener la oportunidad de alertar a aquellos que al igual que tú me estén leyendo, para que revisen su itinerario y no dejen de contemplar y disponer de lo necesario para que en la penúltima estación de su vida no se encuentren solos y abandonados.

Al comenzar esta carta, te mencioné que a través de ella pretendía recorrer dos caminos paralelos. Uno de gratitud a los papás en su día y otro que nos lleve a sanar heridas, propias o ajenas, que nos quiten la venda y nos hagan valorar lo que tenemos, permitiéndonos acopiar aquello que nos falta, refiriéndonos a los abrazos para el último día antes de partir a la eternidad.

Gracias por llegar hasta aquí.  Hasta la próxima semana. ¡Que Dios nos bendiga!

Escúchalo todos los domingos a las 8 de la noche en 'Baladas y Reflexiones'

Escucha las mejores baladas, las 24 horas AQUÍ
 

Comentarios