Madre, Amiga, Mujer

Contra el racismo

2015-10-14 09:18:08
Contra el racismo

En un avión, iniciado el vuelo, una señora” oprime insistentemente el timbre para llamar a la azafata:

“ ¿Cuál es el problema, Señora?” – Pregunta la azafata –

“¿Es que no lo ve? Me colocaron junto a un indígena. No soporto estar al lado de una persona así ¿no tiene otro asiento?”.

“Por favor, cálmese”, dice la azafata. “Casi todos los asientos están ocupados.
Pero, voy a ver si hay un lugar disponible”.

La azafata se aleja y vuelve de nuevo minutos más tarde:

“Señora, como yo pensaba, ya no hay ningún lugar libre. Hablé con el Comandante y me confirmó que no hay más sitios disponibles en la clase económica. Pero tenemos aún un lugar en primera clase”.

Antes de que la señora pudiera hacer el menor comentario, la azafata siguió:

El Comandante encuentra que sería escandaloso obligar a alguien a sentarse junto a una persona tan despreciable. Todos los pasajeros alrededor, observaban la escena, indignados.

Entonces, la azafata, dirigiéndose al indígena, le dice:

“Si el Señor lo desea, tome su equipaje de mano, ya que un asiento en primera clase le espera”.

Los pasajeros, que sorprendidos, presenciaban la escena: se levantaron y aplaudieron.

Aprendamos de aquel comandante de vuelo y su azafata quienes, de manera inteligente y sutil, dieron una lección contundente demostrando que muchas veces lo repugnante, desagradable no está en nuestros semejantes, sino en nosotros mismos. Aprender a observar, escuchar y respetar, son las claves para no rechazar, para no discriminar a nadie.

[Foto:istockphoto.com]

Comentarios