Madre, Amiga, Mujer

Recibimos aquello que estamos dispuestos a dar

2015-09-30 04:08:42
Recibimos aquello que estamos dispuestos a dar


Había una vez, un anciano que pasaba los días sentado en una banca de la plaza de su pueblo, era muy querido por sus vecinos y siempre contestaba con mucha sabiduría.

Un día, un joven se le acercó y le preguntó: Acabo de llegar a este pueblo, ¿me puede decir, cómo es la gente de este lugar?
El anciano dijo ¿de dónde vienes?
De un pueblo muy lejano dijo el joven.
¿Cómo es la gente allí? pregunto el anciano.
Bueno, son egoístas, envidiosos, por eso me fui de aquel lugar en busca de mejores vecinos.
Bueno hijo lamento decírtelo, pero los habitantes de aquí son iguales a los de tu ciudad. El joven ante esto siguió su viaje.

Al siguiente día pasó otro joven, que le hizo la misma pregunta
¿Me podría decir cómo son los habitantes de esta ciudad? y él le dijo ¿cómo es la gente de la ciudad de dónde vienes hijo?
Ellos son buenos, generosos, hospitalarios, honestos, trabajadores. Tenía tantos amigos, que me ha costado mucho separarme de ellos, dijo el joven. 
Bueno Los habitantes de este lugar son también así, respondió el anciano. 

El joven feliz dijo me quedaré a vivir con ustedes.

Ahora tú te preguntarás ¿cómo pudo dar el anciano dos respuestas diferentes ante la misma pregunta?
Bueno pues en realidad todo está en nosotros mismos. Quien no ha encontrado nada bueno en su pasado, tampoco lo encontrará aquí, porque las personas reciben aquello que ellas mismas están dispuestas a dar a los demás.

Todo lo bueno y lo bello de la vida que necesitas, lo llevas dentro de ti. Tú simplemente déjalo salir, compártelo con los demás y cuando menos lo esperes regresará a tu vida.

Foto:istockphoto.com

 

¡¡¡La pequeña robot que nos cautivó!!!

Posted by Radio Ritmo Romántica on Martes, 29 de septiembre de 2015

Comentarios