Baladas y Reflexiones

Ábrele una nueva oportunidad a la vida

2017-08-24 12:42:38
Ábrele una nueva oportunidad a la vida
Escúchalo todos los domingos a las 8 de la noche en 'Baladas y Reflexiones' (Foto:istockphoto.com)

Hola… Conversando con un amigo, me contó que lleva muchos años con una molestia casi infernal que le aqueja desde la mañana hasta la noche porque todo le parece mal. Me dijo: Tomo pastillas para los nervios, siempre estoy de mal humor, tengo que controlar constantemente mi ira y ya no sé qué hacer.

Conociendo a mi amigo y sabiendo la certeza de lo que me contaba, puesto que es una situación que viven actualmente cientos y miles de personas, le pregunté: ¿Tienes Biblia en tu casa? Le enseñé la mía, la abrí en el Salmo 25 (24) y leí: “Señor, a Ti dirijo mi oración; mi Dios, en Ti confío a todas horas, acuérdate del amor y la ternura que siempre me has manifestado, pero no te acuerdes de mis pecados, ni del mal que hice en mi juventud. Señor, es grande mi maldad, perdóname: haz honor a tu nombre. Mírame Señor y ten compasión de mí, pues estoy solo y afligido, líbrame de mis tristezas y de mis angustias, mira mis afanes y trabajo, y perdona todos mis pecados”.

No contento con leérselo una vez y viendo que me miraba mientras lo hacía, le pedí que cerrara suavemente sus ojos para recitárselo de nuevo lentamente.

Todos vivimos momentos de zozobra y en ellos creemos que la solución puede ser un ejercicio, una pastilla, un trago de vino… sin embargo, no nos damos cuenta  de que la mayoría de nosotros tenemos la Biblia en nuestra casa y no sentimos que la Palabra de Dios sea la que pueda reconfortarnos en nuestras angustias y desesperanzas. Los Salmos 22, 24, 32, 50, 102… forman parte de un “maravilloso recetario, de aquel que nos hizo y sabe perfectamente de qué pie cojeamos”.

La fuente inagotable de sabiduría de muchas experiencias religiosas es la Biblia, incluso la conocen tan profundamente que se ha escrito y publicado los textos que responden más directamente a aquellos momentos difíciles del ser humano.

En este momento me permito recomendarte hacer un ejercicio que muchas personas hemos hecho algunas vez, abrir la Biblia ya sea en el Antiguo o Nuevo Testamento y sin premura en el tiempo escuchar a un Dios que nos habla, que va sanando nuestras heridas y curando nuestras enfermedades, abriéndonos una nueva oportunidad en la vida.

“Dios creó el mundo y se lo alquiló a los valientes…”

Gracias por llegar hasta aquí.  Hasta la próxima semana. ¡Que Dios nos bendiga!

Escúchalo todos los domingos a las 8 de la noche en 'Baladas y Reflexiones'

Escucha las mejores baladas, las 24 horas AQUÍ


 

Comentarios