Baladas y Reflexiones

Alcanzar la madurez

2016-01-15 21:04:12
compartir
Foto 1 DE 1
Alcanzar la madurez

Hola… Hace algunos días me contaron que la comunidad de los Cherokees, en Estados Unidos, transmite los conocimientos de generación en generación. Una de sus tradiciones me pareció muy interesante y quisiera compartirla con ustedes.
El conocimiento de la esencia de la vida lo transmiten desde los más ancianos a los más jóvenes. Cuando los ancianos del pueblo creen que es el momento en que el chico pasa de la pubertad a la juventud, le confieren un primer grado de madurez, tratándole ya como persona adulta.

El día señalado, al atardecer el padre se dirige con su hijo al bosque y después de caminar durante varias horas adentrándose en él, llegan a un lugar en donde se sientan sobre el tronco de un árbol. Esperan la llegada de la noche y en ese momento el padre cubre con un paño los ojos de su hijo, para que no pueda ver. El padre se despide de su hijo y hace creer al joven que se queda solo. El bosque en la noche es una sinfonía de sonidos, desde las hojas secas, hasta el viento, el canto de los pájaros y por supuesto el aullar de los lobos y otros animales salvajes que hay en el bosque. Al pasar las horas, el miedo se apodera del joven que piensa que está solo e indefenso. Cuando aparecen los primeros rayos solares, se quita la venda de los ojos y con gran sorpresa descubre que su padre ha permanecido con él durante toda la noche. De esta manera, el padre constata que su hijo ha entrado en una etapa de madurez, al mantenerse firme tras afrontar los momentos difíciles que vivió pensando que estaba solo. Padre e hijo se funden en un abrazo y así unidos durante varias horas de camino, regresan a la comunidad Cherokee. El anciano del pueblo los recibe y confiere al joven el primer grado de adultez, de esta manera comienzan a pensar en él y a darle las responsabilidades propias de una persona madura. Sin embargo, me temo que hoy en día a muchos les parece “bacán” romper con todo lo anterior y creen que ellos son los “inventores” de la vida y no se dan cuenta, de que la esencia de las relaciones humanas tiene miles de años.

Romper con las tradiciones del pasado es llevar la “partida de defunción” al futuro.

Gracias por llegar hasta aquí. Hasta la próxima semana. ¡Que Dios nos bendiga!

Escucha al Padre Pablo todos los domingos a las 8 de la noche

Comentarios