Baladas y Reflexiones

Coincidir es un regalo del cielo

2019-10-04 15:57:05
compartir
Foto 1 DE 1
Coincidir es un regalo del cielo

Hola… Agradezco que no haya caído en el olvido la invitación que te cursé el domingo pasado, para encontrar en la vida de los demás motivos especiales que nos puedan demostrar, una vez más, que Dios está presente en nuestras vidas o, si prefieres, en todo acontecimiento de nuestra vida y todo lo que nos sucede está marcado para bien nuestro, en el destino que Dios tiene para cada uno de nosotros.

Escucha las nuevas baladas y bachatas, las 24 horas AQUÍ


    «Regresemos a la historia de dos jóvenes que se conocieron en una reunión social y congeniaron de tal manera que, lo que fue un casual encuentro, se convirtiera en un cúmulo de coincidencias que los animó a seguir juntos por meses. Decidieron decírselo a sus padres organizando una cena, y así sucedió. Ya en casa de la joven y sentados en la mesa, ambas mamás se preguntaban si se habían conocido en algún momento porque se notaba en ellas que algún día, años atrás, algo les había hecho coincidir. -Creo que tu hijo nació el mismo día que mi hija, ¿es verdad? Contestó la mamá del chico: -Sí, ambos nacieron el mismo día. -¿En qué lugar diste a luz? -En tal clínica. La mamá del chico dijo: -En esa misma clínica di a luz. -¿Recuerdas algún dato anecdótico de ese día, aparte de la maravillosa experiencia de ser madre? -Sí, le dijo la madre de él; recuerdo que en la habitación habíamos dos personas y yo no producía leche materna, por lo que era imposible amamantar a mi hijo y la persona que estuvo a mi lado, quien era madre de la niña, gentilmente se ofreció a darle de lactar a mi hijo durante dos días hasta que me retiré de la clínica. La mamá de la chica le dijo: -Yo fui esa persona; por lo tanto, nuestros hijos fueron hermanos de leche, al menos por dos días.


    Aquellos jóvenes continuaron felices y contentos hasta el día de hoy y nunca se cansan de contarles a sus hijos y también lo harán con sus nietos. Un maravilloso momento que coincidió en sus vidas y que no fue otro que la bendición del cielo».


    Cerrando esta historia que iniciamos la semana pasada, me queda claro que Dios pone en el destino de cada uno lo mejor del cielo para poder ser felices.


“En tu trabajo eres uno más, en tu hogar eres único”
    Gracias por llegar hasta aquí.  Hasta la próxima semana. ¡Que Dios nos bendiga!
    Contáctanos en facebook: Agustinos Perú / Padre Pablo / Pablo Larrán García
 

Comentarios

949100636

949100636

Escúchanos en vivo