Baladas y Reflexiones

El resplandor de la luna llena

2017-11-03 16:36:16
compartir
Foto 1 DE 1
El resplandor de la luna llena
El resplandor de la luna llena (Foto:istockphoto.com)

Hola… Hoy viajaremos imaginariamente a la ciudad de Bonn, en Alemania. No en la actualidad, sino siglos atrás cuando vivía en ella uno de los más connotados artistas musicales de la humanidad, Beethoven.

Una tarde ya cerca del anochecer, Beethoven paseaba con un amigo por una de las zonas más pobres de la ciudad. Al pasar por una estrecha calle de casas muy humildes, escucharon la melodía de un piano con un sonido de belleza sin igual, proveniente de una de aquellas casas.

Beethoven, que siempre fue muy intrépido, le preguntó a su amigo si escuchaba lo mismo que él y le respondió que sí. Sin pensarlo dos veces, dio un leve empujón a la puerta de la casa y se abrió. Apenas tenía una sola habitación, a un lado junto a la ventana se encontraba un joven arreglando zapatos y en medio había un piano en donde una joven adolescente interpretaba con maestría una pieza musical.
Beethoven se acercó sigilosamente a la chica y se quedó escuchando por unos minutos. Luego en voz baja la felicitó por ser una virtuosa del piano. Con sorpresa descubrió que la  joven era ciega, sin embargo esto no representaba ningún impedimento para que tocara el piano con maestría. Beethoven intrigado le preguntó cómo había aprendido. Ella le contestó: Señor, por muchos años viví con una señora a quien le gustaba interpretar partituras musicales del maestro Beethoven. Yo le escuchaba con atención, cuando la señora salía de casa me sentaba en el piano y aprendí a tocar solita.

El joven zapatero se acercó a los “intrusos” y les preguntó quiénes era y qué querían. Beethoven, sin decir nada se acercó al único ventanal de la casa y lo abrió. Era una noche cuya luna llena tenía un fulgor nunca antes visto. Se dirigió al piano y con una mano comenzó a tocar algunas teclas. La joven expresó: ¡Cuánto daría por ver el resplandor de la luna en la noche!

La sonata “Claro de luna” nació en estas circunstancias, pero la historia no termina ahí, por ello me gustaría que me acompañes el próximo domingo.

“Dios creó el mundo y se lo alquiló a los valientes…”

Gracias por llegar hasta aquí.  Hasta la próxima semana. ¡Que Dios nos bendiga!
 

Escúchalo todos los domingos a las 8 de la noche en 'Baladas y Reflexiones'

Escucha las mejores baladas, las 24 horas AQUÍ

 

Comentarios