Baladas y Reflexiones

La función del circo

2015-07-24 16:49:43
compartir
Foto 1 DE 1
La función del circo


Hola… Muchas personas tenemos muy claro que el camino más largo de nuestras vidas es el camino de regreso a casa. Quienes leen esta columna pueden estar bordeando los sesenta, setenta años o más, quien la escribe tiene sesenta años. Te menciono esto porque hace unos días fui invitado a ver y gozar en plenitud de uno de los espectáculos más grandiosos que llevo grabado en mi corazón: el circo. Cuando era niño, el veinticuatro de junio de cada año se celebra en la ciudad de León, España, la fiesta de San Juan. Era uno de los pocos días al año en que salía del pueblo con toda mi familia, para disfrutar en la ciudad de aquello que podíamos compartir juntos solo una vez al año: el circo. Paras mí son inolvidables: el circo Ruso, el circo de Moscú, los Hermanos Fuentes Gasca, el circo Ringli…

En mi mente tengo grabadas las imágenes y en mi corazón los recuerdos, por ello recordar es volver a vivir. Como palabra compuesta latina “re” significa “volver a” y “cordis” significa “corazón”, por ello la palabra recordar es “volver a vivir de nuevo y desde el corazón los mejores recuerdos”.

En mi programa de televisión tuve la oportunidad de entrevistar a “Pitillo”, quien para mí representa un orgullo para el Perú, que al igual que César Aedo y de alguna manera Fernando Zevallos, han hecho del circo el arte del recordar y volver a vivir superando cada año sus presentaciones anteriores.

En la conversación con “Pitillo” él me recordó la frase que mencioné al inicio de esta conversación: Para todas las personas, el camino más largo de sus vidas es el camino de vuelta a casa.
“Pitillo” me contó que después de muchos años, volvía a actuar junto a su padre, como lo hacía al inicio. Uno busca nuevos horizontes en su vida y crea su propio sello, pero llega un momento en la vida en que regresas a casa y te das cuenta de que lo más auténtico está en tu hogar y quienes lo conforman.

Quedé fascinado por la súper producción de este espectáculo, la luz, la música, el ambiente se iban sucediendo “in crescendo” hasta que faltando veinte minutos para finalizar la función, comenzó lo indescriptible. Simplemente te digo que si tomas la decisión de verlo, sentirás que llegas a tocar las más bellas emociones que algún día fueron aprendidas en nuestros hogares.

¡FELICES FIESTAS PATRIAS!


Escucha Baladas y Reflexiones con el Padre Pablo
Todos los domingos de 9 p.m. a 1 a.m.

Comentarios