Baladas y Reflexiones

La libertad

2020-01-10 19:51:55
compartir
Foto 1 DE 1
La libertad

Hola... En nuestro primer encuentro del año 2020 me gustaría entrar en uno de los espacios más importantes que tenemos los seres humanos. Si me permites, quiero hablarte de aquello que no podría surgir de otro lugar que no sea el corazón; me refiero a: “LA LIBERTAD”.
Desde que era niño hasta después de cruzar la barrera de los sesenta años, siempre he valorado “LA LIBERTAD” a la misma altura que la “fe” y el “amor”, sin mayores distinciones, pero todas ellas ocupan un espacio importante en mi corazón.
    Hace unos días publiqué en mi facebook un documental de cuatro minutos, donde se ve cómo un grupo de personas se acercan a las Montañas de Jujuy, en el Noroeste de Argentina, para liberar a un cóndor que había sido retenido por años en una jaula. En las nítidas imágenes puedes apreciar el plumaje muy limpio del cóndor y aparentemente muy sano y muy fuerte; por supuesto, eso a primera vista. Sin embargo, le faltaba lo más importante: LA LIBERTAD. En el video puedes observar cuando sacan al cóndor de la jaula y este camina hacia una piedra desde la cual vislumbra todo el paisaje que, sin ser igual, puede tener un parecido con nuestro Colca Arequipeño. Volviendo a las imágenes, comienza uno de los espectáculos más bellos que he visto en los últimos tiempos: El majestuoso cóndor oteando el horizonte, extendiendo sus alas de más de dos metros de longitud cual avión en pista de despegue, con una pulcritud de movimientos que solo la naturaleza nos puede enseñar. Pasaron los minutos, el cóndor se asentó en el lugar y estando seguro de la gran aventura que iba a iniciar, alzó vuelo hacia LA LIBERTAD.
    Si es que no lo has visto, te reitero que puedes hacerlo desde mi facebook, pero si te dieras un tiempito para observar nuevamente este video y lo tradujeras desde LA LIBERTAD, sentirías que el año que recién empezamos podría ser para cada uno de nosotros un despegue hacia el infinito, pero protegidos por el amor de Dios que ha regado en nuestros corazones innumerables posibilidades para que no corramos ningún riesgo.
    No cabe duda que nuestro Creador hizo a la naturaleza perfecta, pero al ser humano, de manera muy especial, nos hizo libres; y al igual que el cóndor, podríamos encontrar en nuestros corazones aquello que Dios puso y que a nosotros nos toca descubrirlo.


“Cuando te gusta una flor la cortas; sin embargo, cuando la quieres la riegas”.
    Gracias por llegar hasta aquí.  Hasta la próxima semana. ¡Que Dios nos bendiga!
    Contáctanos en facebook: Padre Pablo.
 

Comentarios

949100636

949100636

Escúchanos en vivo