Baladas y Reflexiones

Segundo domingo de Adviento

2022-12-05 13:09:42
compartir
Foto 1 DE 1
Segundo domingo de Adviento

Hola… En la liturgia de Adviento, estamos en este segundo domingo camino a la Navidad. En este tiempo de reflexión, podemos detenernos en una historia del mundo animal que puede ayudarnos en las situaciones difíciles y de crispación. El águila es uno de los animales más soberanos de la naturaleza y con ella se da un hecho muy particular que nos permite reflexionar sobre cómo en tiempos difíciles podemos superarnos, si somos capaces de estar por encima de nuestras dificultades. Existe otra ave, que en algunas ocasiones se coloca sobre el lomo del águila para picotearle la cerviz. Ante esto, el águila ni se inmuta y sigue con su paseo diario como si no pasara nada. Pero la paciencia del águila tiene un límite y cuando se colma, no se molesta con el cuervo, es más, ni siquiera se voltea a miralo. El águila se conoce y sabe perfectamente cuáles son sus fortalezas y las debilidades del cuervo. En este momento tenemos un águila molesta y un cuervo que le sigue picoteando. La decisión del águila es hacer algo que so
lo puede hacer ella, ascender a una altura en la que ella sí puede respirar, pero que al cuervo no se lo permite su capacidad pulmonar. El águila no se molesta con el cuervo, simplemente actúa con sus fortalezas subiendo a una altura a la que el cuervo se le hace imposible respirar y antes de morir, se desprende de ella y se acaba el problema.

En la vida humana se presentan varias circunstancias en las que podemos chocar con otras personas y es algo natural, sin embargo es posible que nos olvidemos de cuáles son nuestras fortalezas. Más que discutir con la persona, con la que probablemente nunca lleguemos a un acuerdo, volemos alto, demostrando que somos capaces de arreglar las diferencias sin necesidad de ponernos  a su altura. Ya que hablamos de aves, no estaría mal recordar esta frase: “De nada sirve ponernos pico a pico con la otra persona”. No está bien menospreciar a los demás, no es la ruta que propongo, simplemente es trascender, marcar distancia, no pisar el palito…

Cualquiera de estas y otras opciones siempre serán más válidas y efectivas, que perder nuestro tiempo con quien en realidad nunca va a querer ponerse de acuerdo con nosotros.

“Sigamos luchando, nuestro Consuelo está cerca…No perdamos la fe”.

Gracias por llegar hasta aquí.  Hasta la próxima semana. ¡Que Dios nos bendiga!
Contáctanos en Facebook:Padre Pablo

Comentarios

949100636

949100636

Escúchanos en vivo