Baladas y Reflexiones

Todo lo podemos alcanzar con la compañía del Espíritu Santo

2019-06-14 18:10:02
compartir
Foto 1 DE 1
Todo lo podemos alcanzar con la compañía del Espíritu Santo

    

Hola…  Posiblemente usted, amigo lector, sea una de esas personas que, al igual que yo, iniciamos la lectura del periódico de atrás para adelante. Si así es, el tema que hoy quiero conversar contigo ya fue amplio y sabiamente tratado por Mons. José Luis Del Palacio; por lo tanto, a mí me queda o repetir lo mismo o transmitirte, como experiencia personal, qué significa para mí: PENTECOSTÉS.
    Si comenzaste el periódico de adelante para atrás y me leíste, quiero decirte que cuando llegaste donde Monseñor y si hubiera en mi escrito una “herejía”, dala por no leída y hazle caso a lo que escribió Mons. José Luis.
    Era yo apenas un niño de seis años cuando llegó a mi comarca el Obispo de la provincia en la que nací (León-España), se encontraba en la parte posterior de un auto color negro con la bandera de España y del Vaticano. Nunca olvidaré que los vidrios posteriores venían adornados con unas cortinas hechas de punto labrado, cosa que me impactó muchísimo; además, era la primera vez que veía a un Sr. Obispo a un metro de distancia.
    Recuerdo que nos dijeron que habíamos sido confirmados y punto. Después de un tiempo, apenas teniendo diez años, ingreso al Seminario y es allí donde comienzo a escuchar cuán importante es en la vida del ser humano recibir el Espíritu Santo, luego comprometerse con las gracias y los dones que provienen en el Sacramento de la Confirmación para los cristianos. Terminado el colegio, ingresado a la Facultad de Teología, concluidos mis estudios universitarios y teológicos, ordenado Sacerdote y ahora, en el mes de setiembre, cumpliendo los primeros “cuarenta años” como Ministro de Dios, siento que en toda una vida de vicisitudes, de encrucijadas, de toma de decisiones vitales..., siempre he sentido la presencia del Espíritu Santo. En el texto que leímos el domingo pasado, en la eucaristía (Hechos capítulo 2 y Evangelio de Juan capítulo 20) se nos relató cómo aquellos hombres que estaban en el cenáculo y que habían cerrado puertas y ventanas por miedo a los judíos, fueron capaces de traspasar las barreras del miedo y del temor, y ser cimiento como Comunidad Eclesial de una Iglesia de la que formamos parte los bautizados, que ha llegado hasta nuestros días no exenta de miedos y temores, pero siempre protegida por el Espíritu del Señor.


“Conocimiento es aprender algo cada día. Sabiduría es desprenderte de algo cada día”
    Gracias por llegar hasta aquí.  Hasta la próxima semana. ¡Que Dios nos bendiga!
    Contáctanos en facebook: Agustinos Perú

Escúchalo todos los domingos a las 8 de la noche en 'Baladas y Reflexiones'

Escucha las nuevas baladas y bachatas, las 24 horas AQUÍ

Comentarios

949100636

949100636

Document