Baladas y Reflexiones

Tomemos decisiones oportunas

2017-03-20 08:47:55
compartir
Foto 1 DE 1
Tomemos decisiones oportunas
(Foto:istockphoto.com)

Hola… La Iglesia recuerda en esta fecha la figura de San José. Si te sirven algunos datos te contaré que José vivía en Nazareth, era en edad un poco mayor que María ya que ella no tenía más de 15 años y según costumbres judías de esa época, más bien eran las familias que ejercían el dominio sobre sus hijos para buscarle pareja, que si bien durante un tiempo estaban comprometidos, no vivían juntos. José vivía con sus padres en su casa y María vivía con Joaquín y Ana que eran sus padres.

Sucede que un 25 de marzo, la Virgen recibe la visita del Arcángel San Gabriel anunciándole que va a ser la madre de Dios por obra del Espíritu Santo. María acepta el encargo del cielo pero claramente María le dice al ángel, en traducción de nuestro tiempo: No puedo aceptar porque no vivo con mi marido ya que aún no nos hemos casado; el ángel le contesta: no temas María porque para Dios no hay imposible.

Entiendo que María se lo comunica inmediatamente a José y él como todo ser humano, tenía sus dudas e incluso ya había trazado su camino a recorrer que era abandonar aquel compromiso que habían pactado sus padres con los padres de María, pero como José era un hombre bueno y prudente, permítanme esta expresión con todo respeto: pensó abandonar a María sin hacer olas.
José tiene un sueño donde escucha la voz de Dios que le dice: José, lo que va a suceder es grande para la humanidad, acepta a María por tu mujer.

Volemos en el tiempo y en este instante estamos en la casa Santa Marta del Vaticano y con el respeto a nuestro Santo Padre Francisco y con su permiso, ingresaremos al dormitorio del Papa y nos encontraremos con algo maravilloso. En una repisa vemos la imagen de San José recostado y en una actitud de dormido.

Santo Padre, ¿por qué tienen esta imagen acá? Pues muy sencillo nos contesta, porque San José cuando tenía problemas y los tuvo muy graves, siempre “en sueños”, expresión para indicar que en oración se comunicaba con el Señor, tuvo las respuestas que al ejecutarlas, pudo la humanidad recibir la infinita gracia del cielo que es nuestra Salvación. Pasó en el Portal de Belén, cuando Herodes quería matar al niño; en Egipto cuando se regresan a Nazareth.

Para mí la figura de José, es la figura de un hombre bueno y prudente en un mundo donde estamos rodeados de personas no tan buenas y no tan prudentes. Solamente desde un corazón limpio y lleno de Dios tomaremos para nosotros y los demás las decisiones más oportunas.
Gracias por llegar hasta aquí. Hasta la próxima semana. ¡Que Dios nos bendiga!

Comentarios