Cómplice

#FrasesTípicasDeLosProfes

2019-04-02 10:44:12
compartir
Foto 1 DE 1
#FrasesTípicasDeLosProfes

¡Hola a todos! Hoy en cómplice hablamos sobre las frases típicas que los profes. seguramente te ha pasado que has escuchado más de una de estas frases…

La época de estudiantes es una de las más bonitas de la vida, por que el aprendizaje personal y profesional comienza a darse y el vínculo que se crea con nuestros maestros es crucial para la vida. Muchas veces nuestros maestros se convierten en seres a los que admiramos, respetamos y queremos tanto que logramos establecer una relación de amistad que permanece en los años aunque dejemos de ser estudiantes.  En otras ocasiones, hay profesores con los que no logramos entendernos de una manera tan personal y nos limitamos a cumplir con lo que el curso exige de nosotros, aprendiendo lo mejor que podemos y dejando el tiempo pasar.

Cuando somos estudiantes, comenzamos  a  entender la importancia del respeto a la autoridad y la responsabilidad para con nosotros mismos y nuestros maestros. En ese proceso, sobre todo cuando somos niños o adolescentes, hacemos travesuras, interrumpimos, y podemos sacar de sus casillas a nuestros queridos profesores, quienes tienen que aplicar todas sus herramientas para controlar al grupo y controlar la frustración que puede generarles la conducta de los alumnos. Algunas frases típicas de los profes son:

  • ¿Quiere dar usted la clase o la continúo dando yo?
  • ¿De qué se ríe? Cuéntenos el chiste, así nos reímos todos.
  • ¿No entiende? ¿Acaso hablo en chino o en qué idioma hablo yo?
  • Al que no le interese la clase, se puede retirar.
  • Estos no son errores, sino horrores ortográficos.
  • El grupito de atrás se me separa, ¡ya mismo!
  • No rayen los pupitres, ¿acaso ustedes rayan los muebles de su casa?
  • Jóvenes, estoy afónico, por favor, no me hagan subir la voz.
  • Si escucho otro escándalo, me sacan una hoja para examen sorpresa.  
  • Después, al final del semestre, vienen los lloriqueos y llantos.
  • Lo voy a explicar las veces que sea necesario.
  • ¿Terminaron?, ¿puedo borrar?, necesito borrar la pizarra.
  • Hablen y ríanse bastante ahorita, que yo me reiré cuando los vea en el vacacional.
  • “Fulanito” y compañía, ¿se pueden callar?
  • Jóvenes, la pizarra está aquí al frente no allá atrás.
  • ¿por qué guardan sus cosas?, yo todavía no he dicho que se acabó la clase.
  • “Fulanito”, repítame lo que acabo de decir.
  • Bajen la voz, que los del otro salón están en parciales.
  • Chicos, no he tenido tiempo de corregir los exámenes. Se los traigo la próxima semana.
  • Mientras más se tarden, menos tiempo tendrán para realizar el examen.
  • ¿Quién no hizo la tarea?, cuando no.
  • No se copien, que las preguntas son distintas.
  • El próximo que hable, le quito un punto.
  • ¿Saben el sacrificio que hacen sus padres para que ustedes estudien aquí?
  •  “Fulanito”, usted solo viene a calentar el pupitre.
  • ¿Alguna duda? ¿no? Bueno pasamos al siguiente tema.
  • En mis tiempos, respetábamos a los profesores.
  • Si prestan atención, salimos antes de la clase.
  • Válgame dios, y esto es el futuro del país.
  • Señor, modere su lenguaje, ¿acaso estoy pintado en la pared?
     

Si eres profesor, seguramente muchas de estas frases te harán reír y te identificarás con ellas, ya que en el post de hoy, surgieron varias de estas frases que siguen rondando la memoria de mis cómplices.

Si eres un estudiante, procura valorar y aprovechar todo lo que  tus profesores te dan, ya que son herramientas importantes para tu desarrollo profesional y te prometo, que cuando te enfrentes al mundo real, te acordarás de ellos y dirás…  “Cuánta razón tenían!” 

 

Comentarios

949100636

949100636

Document