Cómplice

#HoyDecretoQue

2018-09-28 16:43:20
compartir
Foto 1 DE 1
#HoyDecretoQue

Mis queridos cómplices, seguramente ustedes han escuchado alguna vez acerca de las leyes de la atracción, las vibraciones positivas y los  decretos.  Dicen que nuestras palabras tienen mucho poder, y que todo lo que decimos, se materializa.  Siempre hablar en positivo, y decretar que van a pasar cosas buenas es una manera maravillosa de vibrar en positivo y atraer cosas buenas a nuestra vida. 

Escucha las nuevas baladas y bachatas, las 24 horas AQUÍ

Los decretos son pequeñas frases que funcionan como oraciones. Sin embargo, no se dirigen a un Dios o divinidad en particular, sino a nuestro propio ser superior, a la re-programación de nuestras mentes en una capacidad positiva y nos permite desarrollar y alinear nuestro poder personal.

Los decretos te permiten desarrollar tus dones y prepararte para el éxito en distintas maneras. 
Los expertos en todos los temas de energía dicen que hay que ejercitar diariamente los decretos y concentrar nuestra energía en creer completamente en nuestro propio poder de atracción sobre las cosas buenas que queremos conseguir en la vida. 

Me puse a investigar acerca de este tema y decidí compartir con ustedes algunos decretos importantes que debemos poner en práctica todos los días. Pronunciar estas frases con amor y humildad, creyendo en la felicidad, en la prosperidad y en la justicia, nos ayuda a ser mejores y a convencer a nuestro sub consiente de que es merecedor del éxito y capaz de realizar todo lo que nos propongamos. 

Decretos de éxito y energía positiva recomendados por expertos en la vibración positiva: 

Decreto de la perfección
 Yo soy perfecto en todo sentido. Yo soy el perfecto amor, la bondad perfecta, la virtud perfecta, el perdón perfecto, la comprensión perfecta y la libertad perfecta. Sólo la energía divina tiene lugar en mi vida.

Decreto de Perdón
Soy infinitamente virtuoso porque tengo la divina capacidad de perdonar. No hay lugar para la amargura, la ira, el odio o la tristeza en mi corazón. Todas las huellas malas del pasado, están apagados para siempre. Te perdono, soy perdonado y soy feliz.

Decreto del Amor
Tengo amor en mi corazón y sólo eso atrae buenas vibraciones a mi vida. Mis amigos, mi familia, mis compañeros de trabajo y todos los seres que encuentro, perciben la luz de amor que irradio y me devuelven esa energía en forma de amor infinito.

Decreto de Responsabilidad
Soy responsable y capaz. Hago con alegría y eficacia todas las tareas asignadas a mí. Nadie está decepcionado conmigo porque yo cumplo mis deberes con dignidad.

Decreto de la Paciencia
Yo soy paciente y amoroso. Me coloco en sintonía con el tiempo cósmico, y estoy feliz porque estoy en armonía conmigo mismo y con todos los demás seres.

Decreto de la Paz
Yo soy la paz infinita que emana del corazón de Dios y se manifiesta en todos los seres. Estoy en perfecta armonía con todas las criaturas, porque la voluntad divina está manifiesta en mis acciones. Todo lo que hago siempre se hace en paz.

Decreto del Valor
Yo soy fuerte y valiente. No tengo miedo, porque yo soy digno de las bendiciones cósmicas. Nada me hace abandonar la lucha por la verdad, mis ideas y mis sueños.

Decreto de la simplicidad
Soy sencillo, respecto a todo el mundo por igual y estoy en armonía con la naturaleza. Mi riqueza interior es la energía positiva que atrae a la prosperidad de todos los ámbitos de mi vida.

Decreto de la Bondad
Yo soy un aspecto de la Luz Divina en la Tierra. La bondad está en mí, porque mi naturaleza es buena. Haciendo el bien hace que todo el universo vibre a mi favor.

Decreto de la Honestidad
Soy honesto conmigo mismo y con los demás. Sólo la verdad y la sinceridad tienen un lugar en mi vida. Yo soy digno de confianza y respeto para todos, y este don me hace lograr el éxito.

Decreto de Cooperación
Soy extremadamente cooperativo y estoy siempre dispuesto a ayudar a otros. Gracias a esta cualidad, todos colaboran conmigo y me hacen la vida más fácil.

Un consejito para ayudarte en tu concentración,  es que puedes encender un incienso, una vela o poner algo de música suave mientras haces pronuncias estos decretos. Elige los decretos que vayan con aquello que necesites. Espero que te sirvan ¡Decreta tu felicidad y vívela todos los días mi cómplice!

Escucha a Sandra Muente en 'Cómplice' de lunes a sábado de 10 a.m. a 1 p.m.

Comentarios