Cómplice

#MisCompañerosDeTrabajoSon

2018-08-17 11:24:48
compartir
Foto 1 DE 1
#MisCompañerosDeTrabajoSon

Mis cómplices, que importante es llevarse bien con las personas con las que uno trabaja ¿no?  Seguro has notado la diferencia de trabajar en un espacio donde no existe buena relación entre compañeros e ir a otro donde el clima de trabajo es realmente cordial, amable y respetuoso. Algunos profesionales tienen la idea de que en el trabajo uno no está para hacer amistades. Sin embargo un reciente estudio de LinkedIn, la red social que conecta a las personas por sus perfiles profesionales,  reveló que tener buenas relaciones laborales es sinónimo de felicidad para el 46% de los trabajadores sin importar la carrera en la que se desarrollen. 

El estudio “Relaciones en el trabajo” también determinó que entablar buenas relaciones tanto entre colegas como con superiores es primordial para tener una jornada de trabajo donde reine la motivación y la productividad. Además, estas condiciones positivas hacen que uno se sienta mucho más confiado al momento de compartir ideas o solicitar una opinión. Sentirse bien en el espacio de trabajo genera estabilidad y seguridad en la persona que quiere mejorar su potencial. 
 
En cuanto a las diferentes generaciones de trabajadores, el estudio halló que el 67% de los profesionales nacidos en el periodo 1981-1995, conocidos como Millennials, suelen compartir sus problemas familiares o sentimentales con algún compañero de trabajo. Cifras que se reducen a menos de un tercio cuando se observa la generación X (nacidos entre 1965 y 1976). Según estudios, tener compañeros de trabajo cordiales, amables y confiables es algo motivador y genera tranquilidad en los trabajadores. 

 Para tener una buena relación con tus compañeros de trabajo es importante darnos tiempo para conocerlos.  Encontrar intereses en común a partir de los cuales entablar conversaciones, saber que piensan de la vida y ver si hay compatibilidad en sus personalidades puede ser un buen comienzo. 

Para esto, es vital saber escuchar. Si tus compañeros sienten que estás dispuesto a escuchar lo que tienen para decir e incluso valoras sus opiniones, te ganarás su respeto y consideración. La comunicación y tus respuestas deben darse siempre desde una postura de respeto.

Ser simpático y agradecido puede abrir muchas puertas con tus compañeros de trabajo.  Puede parecer algo insignificante, pero desde el saludo amable, una sonrisa cordial, los buenos días, reconocer y agradecer un favor o la información que te proporcionan para que seas mejor en tu trabajo, todo eso es importante.  Algunas veces los profesionales están tan atareados que olvidan sonreír, saludar o expresarse con amabilidad. Esto podría llegar a enviar un mensaje equivocado al resto. Tres cosas que nunca debes olvidar: conocer el nombre de tus colegas, decir buenos días y buenas noches cada jornada de trabajo.  Algo bonito entre compañeros de trabajo es la colaboración. Cada vez que consideres que alguien podría necesitar tu ayuda no dudes en ofrecerla, eso sí, procura hacerlo en voz baja para no dejar a tu compañero expuesto ante el resto.

Escucha a Sandra Muente en 'Cómplice' de lunes a sábado de 10 a.m. a 1 p.m.

Escucha las mejores baladas, las 24 horas AQUÍ

 

Comentarios