Entre la Arena y la Luna

¿Cómo superar el fallecimiento de la pareja?

2018-11-12 22:43:51
compartir
Foto 1 DE 1
¿Cómo superar el fallecimiento de la pareja?
Lo fundamental es buscar apoyo en la familia, amigos e hijos (Foto: iStock)

“Hasta que la muerte nos separe”, dicen las parejas que contraen nupcias eclesiásticas y aunque la muerte es parte natural de nuestra existencia como seres humanos, aceptarla se nos hace muy difícil, sobre todo si la persona que perdemos es el amor de nuestra vida. 

Escucha las nuevas baladas y bachatas, las 24 horas AQUÍ

Quedarse viudo o viuda es un golpe muy duro, donde para poder seguir adelante, primero debes pasar por las etapas del duelo: negación, ira, negociación, depresión y aceptación. Aunque no es fácil, te aseguramos que después de pasar por esa experiencia volverás a ser feliz. Si bien no hay una receta exacta para superar algo tan doloroso, acá hay algunas recomendaciones sobre cómo vivir el momento:

Si tu pareja estaba enferma

Cuando nuestro ser amado se enferma o es diagnosticado con alguna enfermedad grave o terminal, lo primero que deben hacer es vivir en el presente y no pensar en lo que sucederá después, sino más bien disfrutar de cada momento juntos y si la enfermedad de tu pareja requiere de cuidados especiales, debes estar apoyándolo en las buenas y en las malas. 

No olvides pedir ayuda de otros seres queridos y no recargarte de responsabilidades que luego harán la pérdida aún más dolorosa. 

Si tu pareja muere repentinamente

Esta situación genera en la persona un shock emocional enorme, pues las muertes repentinas son más difíciles de aceptar y para la pareja es algo muy difícil no haber sido capaz de ayudar, decir unas últimas palabras o despedirse. 

Es importante recordar en esos momentos que no estás solo y que aún puedes despedirte a través de ritos íntimos (una carta, un mensaje de voz, una oración en el cementerio).

No importa cómo la persona se convierta en viudo o viuda, lo fundamental es buscar apoyo en la familia, amigos e hijos en el caso de que los tuvieran. 

Al principio, es normal que la persona no quiera salir, prefiera pasar tiempo a solas y llorar. Pero no debe abusar de ese tiempo y poco a poco debe hallar las ganas de volver a tener una vida normal, aprendiendo a lidiar con la ausencia del ser amado. 

Comentarios