Entre la Arena y la Luna

Conoce qué es el síndrome de abstinencia amorosa

2018-10-05 17:52:45
compartir
Foto 1 DE 1
Conoce qué es el síndrome de abstinencia amorosa
La abstinencia amorosa no solo genera dolor emocional, también físico (Foto: iStock)

El amor es un sentimiento intenso y complejo que puede generar apego, cariño, ternura y pasión por la persona amada, pero cuando la relación de pareja fracasa y se llega a la separación, entonces el amor se convierte en dolor, tristeza, rabia, angustia y desesperación. 

Escucha las nuevas baladas y bachatas, las 24 horas AQUÍ

Cuando recién rompemos con nuestro ex podemos experimentar unas ganas locas de contactarlo, pedirle que regrese a nuestro lado, haciéndonos vulnerables y dejándonos llevar por estos impulsos o arrebatos de los que nos arrepentiremos luego. 

Acabar con una relación de pareja no es fácil, pues además de afectar nuestro estado emocional también impacta sobre nuestro físico. Los psicólogos señalan que cuando una persona está enamorada, ciertas áreas del cerebro se activan, las mismas relacionadas con el consumo de drogas que crean adicción, por lo que es normal que se experimente el síndrome de abstinencia amorosa cuando rompes con tu pareja. 

La abstinencia amorosa no solo genera dolor emocional, sino que también viene acompañada de síntomas físicos. Comenzando porque la sintomatología del enamoramiento es difícil de describir, siendo algo nada fácil de superar. Una persona que experimenta el amor hace que su cerebro segregue sustancias como la serotonina, relacionada con el sentimiento de felicidad, endorfinas relacionadas con el placer, adrenalina, que nos da energía y la dopamina, sustancia que produce conductas adictivas. 

Un estudio realizado por el Colegio de Medicina Albert Einstein afirma que cuando la relación amorosa termina, el cerebro actúa como cuando un adicto es obligado a dejar las drogas y aparecen efectos secundarios como conductas depresivas y obsesivas. 

Entre los síntomas físicos más comunes de este síndrome se encuentran los mareos, náuseas, dolor de cabeza, opresión en el pecho y vómitos. Por la parte psicológica la persona muestra angustia, ansiedad, tristeza, melancolía, deseos de estar con el ex, deseos de contactar al ex, aturdimiento, falta de concentración, insomnio, pérdida de apetito, pensamientos obsesivos, desapego por la vida e incapacidad de disfrutar las actividades diarias.

Como un buen síndrome de abstinencia la respuesta es la paciencia, aferrarse a conductas sanas y propósitos firmes.

 

Escucha los mejores consejos de amor para parejas de lunes a sábado de 7 p.m. a 12 a.m. en ‘Entre la Arena y la Luna’ con Blanca Ramírez.

 

Comentarios