Entre la Arena y la Luna

¿Por qué las segundas oportunidades no siempre son malas?

2018-12-20 18:46:50
compartir
Foto 1 DE 1
¿Por qué las segundas oportunidades no siempre son malas?
Con las experiencias pasadas y las equivocaciones las personas van moldeando su forma de relacionarse (Foto: iStock)

A veces pasa, conoces a esa persona y crees que pasarás el resto de tu vida a su lado, pero la realidad los termina separando por un sin número de razones: infidelidad, desconfianza, falta de comunicación, problemas con la familia, suegras entrometidas, etc. Pasan los años y no puedes evitar a preguntarte ¿qué hubiera pasado si…? Muchas veces la vida responde a esa pregunta haciendo que la persona aparezca en tu vida, pero tú no sabes si darle o no una segunda oportunidad. 

Escucha las nuevas baladas y bachatas, las 24 horas AQUÍ

Ainoa Espejo, coach personal y experta en relaciones, afirma que todos los seres humanos merecemos una segunda oportunidad y que siempre hay que considerar que nadie es perfecto y todos cometemos errores. 

Con las experiencias pasadas y las equivocaciones las personas van moldeando su forma de relacionarse. Incluso, haber tenido varios fracasos amorosos nos ayuda a tener una amplia perspectiva en cuanto a las relaciones de pareja. 

Por lo anterior, si esa persona del pasado ha regresado a tu vida y estás considerando volver a intentarlo, la experta aconseja que tomes en cuenta los siguientes aspectos:

No será fácil la segunda vez, ambos deben invertir el doble en cuidado, intención, cariño y comprensión. 

Además, deberán detectar donde está la herida de la relación para así trabajar en ella y sanarla por completo. Cada uno deberá trabajar en lo sentimientos negativos que la herida produce. 

¿Cómo saber que vale la pena intentarlo?

  • La razón de la ruptura no era para tanto.
  • Tu orgullo te nubló.
  • Ha cambiado.
  • Solo cometió un error. 

 

Escucha los mejores consejos de amor para parejas de lunes a sábado de 7 p.m. a 12 a.m. en ‘Entre la Arena y la Luna’ con Blanca Ramírez.

 

Comentarios