Madre, Amiga, Mujer

Pierde peso con la dieta del arroz

2018-07-04 13:37:12
compartir
Foto 1 DE 1
Pierde peso con la dieta del arroz
¿En qué consiste la dieta del arroz? (Foto:istockphoto.com)

El arroz tiene propiedades desintoxicantes ideales para la regeneración del organismo. En su versión integral es rico en fibra, para mejorar la digestión y actuar contra el estreñimiento. Por otro lado, el arroz blanco, por su gran contenido de almidón, es ideal para tratar problemas digestivos como la diarrea.

El arroz es un alimento ideal para las personas celiacas por su bajo contenido en toxinas y gluten. Además, el arroz rojo y el negro son aliados contra la hipertensión y el colesterol alto, ya que poseen efectos purificadores. Todo esto hace al arroz un ingrediente que no puede faltar en tu dieta. 

La dieta de arroz es ideal porque este alimento tiene pocas calorías y ayuda a sentirte saciado con poca cantidad. Rico en fibra y bajo en sodio por lo que evita retener líquidos. Por lo tanto, la dieta del arroz consiste en un esquema de dos fases: 

Fase 1
Consiste en una dieta de tres días para la desintoxicación y puedes alternar el arroz blanco con el integral, cereales como la cebada, el mijo o el centeno. El menú estándar de tres días debe regirse de la siguiente forma: 

Desayuno: crema de arroz dulce, o sea, arroz hervido en mucha agua y batido, con una pizca de miel o con guarnición de frutos rojos. 
Almuerzo: arroz integral hervido en mucha agua, para ser absorbido por completo, un chorrito de aceite de oliva y una fruta. 
Cena: sopa de arroz, quinua o cebada cubierta con verduras hervidas por separado. 

Fase 2
Esta es parte de la dieta de nueve días para perder peso rápido. Si se sigue al pie de la letra puedes llegar a perder hasta cinco kilos.  Además, el tipo de arroz que usarás deberá ser integral y solo 80 gramos por porción. El menú es el siguiente:
Desayuno: un vaso de leche de arroz, más tres tortas de arroz con mermelada orgánica. 
Snack: una fruta de tu elección. 
Almuerzo: arroz integral hervido con poca sal, sazonado con queso fresco y verduras hervidas. Como alternativas, puedes incluir gradualmente ingredientes más nutritivos: pescado, pollo, verduras y vegetales. La carne magra y el pescado debe ser a la parrilla o al horno sin condimentos y acompañados con verduras.
Snack: una fruta
Cena: risotto con champiñones, o arroz hervido sazonado con gambas al vapor o carne blanca, más ensalada mixta o verduras a la parrilla poco condimentadas, sin sal y poco aceite. 

Recuerda que antes de hacer cambios bruscos en tu dieta debes consultar a tu médico.
 

Escucha los mejores tips de María Pía de lunes a sábado de 6 a 9 a.m. en 'Madre, Amiga, Mujer'.

Escucha las mejores baladas, las 24 horas AQUÍ

Comentarios