Madre, Amiga, Mujer

¿Qué es el impétigo?

2018-08-29 11:55:42
compartir
Foto 1 DE 1
¿Qué es el impétigo?
Esta enfermedad se trata con antibióticos (Foto: istock)

El impétigo es una infección en la piel común en los más chiquitos de la casa, sus máximas incidencias se producen en las edades comprendidas de 2 a 6 años.  Entre los síntomas aparecen manchas rojas, en las que luego se forman ampollas pequeñas y, más tarde, aparecen costras de color miel. 

Las partes del cuerpo comúnmente afectadas por esta infección son el rostro, alrededor de la nariz y la boca, antebrazos y las manos. A su vez, pueden aparecer en las áreas del pecho, espalda, cuello, zona genital y axilas. 

Existen dos tipos de impétigo: 

No ampolloso: Supone 70% de los casos, siendo así el más frecuente. Se inicia con pequeños tumores que se revientan y dejan manchas rojas húmedas que se secan y forman costras amarillentas. 

Ampollosos: Menos común, son causados por la bacteria S.aureus y aparecen ampollas superficiales de líquido transparente que acaba siendo turbio. Se rompen y dejan la piel enrojecida. Las lesiones aparecen en grupos de 3 a 6 en zonas como el rostro y extremidades. 

¿Qué causa el impétigo?

Esta infección es altamente contagiosa por contacto de piel en piel. En el caso de los niños, se producen más en guarderías o escuelas. Los niños con sistema inmunológico débil se contagian con más facilidad. Asimismo, el calor y la humedad hacen que las bacterias puedan entrar fácilmente en contacto con la piel. 

Los síntomas del impétigo comienzan por el enrojecimiento y picor de la piel, luego aparecen las vesículas o ampollas, más tarde cuando se rompen y secan forman una costra que se asemeja a la azúcar rubia. 

Esta enfermedad se trata con antibióticos, por lo general en pomada, y cuando la infección ha avanzado y no se cura rápidamente, el médico recetará antibióticos orales en píldora o intravenosos.  Por otro lado, la madre debe cuidar muy bien de la higiene del bebé, no compartir toallas ni sábanas, lavar a parte la ropa y no ir a la guardería o colegio hasta que la infección desaparezca. 

Comentarios