Vive, Siente y Ama

¿Sabes cómo decir que NO sin sentirte mal?

2018-10-25 21:04:10
compartir
Foto 1 DE 1
¿Sabes cómo decir que NO sin sentirte mal?
Dos formas de aprender a decir NO sin el sentimiento de culpa que se genera. (Foto: Istock)

Todos tenemos distintas personalidades. Hay personas que tienen un carácter más fuerte que otras y eso hace que sea mucho más fácil rechazar cosas que no les gusta. Uno de los principales problemas que tenemos la mayoría, es que no sabemos decir No.

Escucha las nuevas baladas y bachatas, las 24 horas AQUÍ

Decir No cuando no quieres hacer algo, o cuando, simplemente, no te parece, es completamente saludable, ya que evitas reprimir tus emociones. Sin embargo, lo que nos sucede es que terminamos accediendo (aunque no queremos) porque es mejor que la otra persona se sienta bien antes que tú ¡Grave error!

¿Por qué nos cuesta tanto decir NO? Una de las principales razones es por necesidad de aprobación, ese deseo por querer ser aceptados. Otras de las razones más comunes es el sentimiento de culpa, también por miedo al rechazo y, en otros, casos por miedo a las críticas.

Si tienes alguna de estas, hoy te voy a enseñar a…

Cómo aprender a decir NO sin sentirte mal

Primero, reconoce tu derecho a decir no

Sea porque en tu trabajo te exigen quedarte más tiempo, o porque tus amigos te piden que hagas solo o sola el trabajo, ¡debes saber que tienes todo el derecho de rechazar! Acepta que no puedes con todo. 

Si no aprendes a ser capaz de decir que no, puede que llegue un punto en el que acabes viviendo la vida que han elegido los demás en lugar de vivir tu propia vida. No tienes el deber de satisfacer los deseos de los demás. Establece tus prioridades. Se puede ser solidario y cooperador sin necesidad de decir que sí a todo el mundo.

Decir no, no significa ser egoísta. Para aprender a decir no, tienes que quitarte cualquier sentimiento de culpa. Recuerda que eres un ser humano y que la persona más importante eres tú. 

Dos. Decirlo sin ser agresivo

Si hay que tenemos que guardar siempre son las formas. La manera en como decimos las cosas, en mi opinión, es mucho más importante que las palabras.

Entonces lo que debemos aprender aquí es a decir no, pero de manera tranquila, clara, calmada y nada agresiva. 
Aprender a decir NO, es buenísimo para tu salud porque es liberador y evita a que reprimas emociones que se pueden convertir en enfermedades. Empieza a practicarlo cuando veas que es necesario. 
 

Escucha a Raquel en ‘Vive, Siente, Ama’ de domingo a viernes de 4 a 6 p.m.

 

Comentarios